domingo, 31 de agosto de 2014

San Juan de Luz, Palma del Río y lo que une a nuestra ciudad con ésta del País Vasco francés


Este año hemos aprovechado nuestra asistencia a la boda de un familiar en San Sebastián, para hacer un visita a Iparralde, es decir “la zona norte” en euskera, el País Vasco francés. Región del departamento de los Pirineos Atlánticos, formada por tres territorios: Lapurdi, Nafarroa Beherea (Baja Navarra) y Zuberoa. En años anteriores habíamos estado en Bayona o en Biarritz (a la que hemos vuelto ahora con más detenimiento, para disfrutar de este lujoso enclave, con sus casinos y sus recursos turísticos). Dos veces hemos parado en San Juan de Luz.

Playas de San Juan de Luz

En esta última ciudad, famosa por su playa, menos lujosa que la de Biarritz, echamos hace unos días un buen rato, paseando por sus calles, visitando comercios, su playa, e hicimos un alto para comer en una pizzería cercana al paseo marítimo. En este local nos preguntaron (dos veces, tanto el dueño como su hija) de dónde éramos, por el acento, desacostumbrados a escucharlo ya que no van andaluces por allí. Saben hablar castellano (lengua casi común, además del francés y del euskera con la variante original de aquella zona), por lo que no tuvimos problemas en entendernos. Pero nuestro acento, diferente al de los habituales visitantes hispanos (de Madrid para arriba; sobre todo vascos, por su cercanía, ya que está a unos 25 kilómetros de San Sebastián) les era extraño. Pensaban que formaríamos parte de una excursión, pero les aclaramos que veníamos en coche, aprovechando ellos para vendernos las excelencias del lugar, sobre todo climáticas.

Quiosco de la música y puestos de pintores en la Plaza Luis XIV

Como es mi costumbre, la primera vez que estuvimos me interesé por su historia. Y encontré una relación, aunque indirecta, con Palma del Río. Allí se casó Luis XIV (el Rey Sol) con la infanta María Teresa de España, en la iglesia de San Juan Bautista, situada en la Rue Gambetta. Una placa en la fachada habla de que aquí estaba la puerta por donde pasaron tras la ceremonia, que luego fue tapiada. Aproveché esta vez para verla con más detenimiento.


Una muestra de las obras expuestas, con motivos vascos y taurinos

Luis XIV se hospedó, a la espera de la boda, en la casa que lleva su nombre en la plaza principal de San Juan de Luz (en la imagen de inicio de la entrada), la Plaza Luis XIV, donde hay restaurantes, se sitúan puestos de pintores y hay un quiosco de música. Una mezcla entre lo francés y lo vasco, aunque con diferencias con la arquitectura del País Vasco peninsular. 

Placa en la puerta cegada de la iglesia de San Juan Bautista

Luis XIV era rey de Francia y Navarra, según vemos en la placa, título que ostentaban los reyes galos desde que su abuelo, Enrique III de Navarra (Baja Navarra, la independiente, pues la peninsular fue conquistada por Fernando el Católico en 1512), asumiese la corona francesa, con el nombre de Enrique IV, instaurando la dinastía borbónica (era el Duque de Borbón). Fue el que dijo aquello de “París bien vale una misa”, cuando le ofrecieron el trono, con la condición de que se convirtiese al catolicismo, en pleno conflicto religioso, tras varias guerras y la famosa matanza de San Bartolomé contra los hugonotes. En el escudo real vemos las armas borbónicas (lises) y navarras (las cadenas sobre fondo rojo). Fue con la Revolución francesa cuando la Baja Navarra dejó de ser reino independiente, aunque bajo una misma corona, pasando a formar parte de la República Francesa

Fachada de la iglesia de San Juan Bautista

Luis XIV, el nieto de Enrique IV, tuvo una intervención decisiva en la Guerra de Sucesión española que traería la dinastía de los Borbones a España, de la mano de su nieto Felipe de Anjou, que reinaría como Felipe V


Fue un palmeño, el cardenal Luis Fernández de Portocarrero, arzobispo de Toledo y Gobernador del reino, durante la agonía de Carlos II (el último rey de los Habsburgo) y la ausencia de Felipe V durante la guerra, quien propició el cambio de dinastía, cuyas raíces familiares encontramos en este lugar del País Vasco francés, con esa boda entre el Rey Sol y la hija de Felipe IV de Austria (rey de España).

Arquitectura típica de San Juan de Luz, destacando los pimientos a secar en el balcón
Una relación importante e histórica, la de los Borbones, gobernantes de Navarra y Francia, con nuestro paisano el Cardenal Portocarrero. Y una coincidencia curiosa. Lazos que unen, vínculos que ligan lugares y personajes alejados entre sí. Casi ningún andaluz va por aquella zona de viaje de placer o vacaciones. Y hemos sido unos palmeños los que, durante una calurosa mañana de agosto hemos visitado estas tierras, con esta conexión con nuestra ciudad. Por cierto, merece la pena visitar y conocer estos lugares. Una alternativa de turismo diferente para los que vivimos en el Sur.

viernes, 29 de agosto de 2014

La foto del viernes: la camiseta de Zara que recordaba el Holocausto


Hace años hizo furor un libro llamado "El niño con el pijama de rayas", del irlandés John Boyne. Se vendieron tantos ejemplares de la novela que, como no, terminó rodándose una película. Nos contaban la historia de un niño que se iba a vivir con su familia al campo de exterminio de Auschwitz, pues su padre era oficial de las SS alemanas. Allí conoce a otro niño, el judío Shmuel, al que siempre ve vestido con el uniforme a rayas de los internos, del que se hace amigo. Bruno (el niño alemán) ve con ojos inocentes lo que ocurre allí, ajeno al plan asesino de sus mayores. Por eso le parece raro que su amigo vaya siempre en "pijama". No entiende que eso es otra humillación. Eso parece que le ha pasado a  los directivos de la empresa Zara, la multinacional española que tanto vende en moda. Han creado una camiseta para niños, donde tras el fondo rayas (tan de moda en estos tiempos en las camisetas, según he visto este verano) vemos una estrella de seis puntas amarilla, a la que han llamado "Sherif". Creerán que recuerdan a las estrellas que lucen en su pecho los guardianes de la ley en el lejano oeste americano. Ingenuos. Como Bruno. La mayoría lo que ha visto en este nuevo modelo de camiseta es "el pijama de rayas" de los campos de concentración nazis. Con sus rayas (aunque en sentido horizontal), con la estrella de David, también en amarillo, como la que obligaban los nazis a ponerse a los judíos en la Alemania de los años 30 y 40 del pasado siglo, para tenerlos identificados y postergados. La polémica ha sido tremenda y la empresa ha tenido que retirar el producto, pidiendo disculpas. Hay que ser menos ingenuo, o menos frívolo, según se mire. Y, aunque sean muy ricos y famosos, deben de entender que el mercado no lo puede todo. 

jueves, 28 de agosto de 2014

Miércoles triste para la música


Ayer coincidieron dos fallecimientos de personalidades de la música. Murió Peret, Pedro Pubill Calaf, el considerado inventor de la rumba catalana. El que nos hiciera cantar y bailar alegremente esa lágrima que cayó en la arena, o se metiese con nosotros llamándonos borriquito, como tú, que no sabes ni la u, sin que nos enfadásemos por ello. Un personaje con mucha historia en la música española, aunque algunos no le perdonasen en los últimos tiempos que se sintiese catalán y estuviese deseando votar en ese hipotético referéndum que pretenden convocar por aquellas tierras. Nos gustaría más o menos su estilo, pero es innegable que creó escuela, en un género que sigue pujante en nuestros días. Polifacético, simpático, lo recordaremos siempre, junto a sus palmeros y su coro de acompañantes femeninas, a los que consideraba unos iguales, como en esas imágenes en blanco y negro de la televisión. Descanse en paz.


El otro fallecimiento fue el de Tony Urbano, el bajista de Leño, uno de los grupos de rock de los 70 y 80 que más me han gustado. Sustituyó a Chiqui Mariscal en 1979, tras dejar Coz, y después de publicarse el primer disco de la banda. Autor de temas como Maneras de vivir, una canción que se convirtió en un himno de la banda y que ha seguido interpretando en solitario también el líder indiscutible del grupo, el genial y coherente Rosendo Mercado. Hace cuatro años volvieron a tocar juntos los tres antiguos componentes de Leño (Rosendo Mercado, Ramiro Penas y Tony Urbano) tras mucho tiempo separados, para presentar un disco que recopilaba su trabajo, interpretado por otros artistas. Chiqui Mariscal murió en 2008. Ahora quien le sustituyera con más éxito en la banda, también. Como digo en el título, ayer fue un día triste para la música. 

miércoles, 27 de agosto de 2014

Tapiz de otros tiempos


En la casa donde viví, en la calle José de Mora, se quedaron algunos muebles que no nos llevamos al nuevo piso, cuando mi padre la vendió en 1981. Por ejemplo, unos tapices que adornaban la habitación que llamábamos la antesala.

Hace algo más de un año mi hermano Roberto me envió esta foto de uno de ellos. El que representaba una barbería del siglo XVIII. Había pasado por varias manos, pero se conservaba en buen estado.

Fue emocionante volver a verlo tras tantos años. Aunque no tenga valor económico ni artístico. Solo sentimental. Todavía hay quienes aman las antigüedades. Me alegro.

domingo, 24 de agosto de 2014

Dulce sorpresa


Paseando por Zaragoza encontramos esta pastelería. La fachada era de estilo antiguo, decorada con maderas labradas, y varios escaparates. Nos sorprendió el merengue de la primera imagen. De tamaño descomunal y como una montaña donde escalaban diversos gallos y gallinas. A su alrededor, bandejas con las típicas frutas de Aragón, las frutas escarchadas, frecuentemente bañadas en chocolate. Su nombre "La flor de almíbar". 



En otra vitrina vimos estas "sardinas del Ebro". Lógicamente en este río no hay sardinas. Se trata de otro dulce con forma de pez, del que no llegamos a catar su sabor. Suponemos que dulce, a pesar de la forma de pescado, bien presentado en una caja con virutas.


Ana reparó en estos otros productos: "los Manolos". Imitaciones de los zapatos que hicieron famosos en la serie de televisión "Sexo en Nueva York", del diseñador Manolo Blahnik. Para comerlos de un par de bocados.


Aunque también había otros de la misma forma de zapatos de tacón, de mayor tamaño, hechos de chocolate y decorados como si fuesen zapatos de verdad. Como para escanciar cava en ellos y luego terminar comiéndolos, en una velada romántica.


Una gran variedad de dulces que no solo seducen los paladares de los más pequeños. Y, además, con ellos vas a la moda. Una sorpresa bien agradable y con mucho arte.

sábado, 23 de agosto de 2014

La bicicleta del convento


Ya que he empezado hoy la Vuelta Ciclista a España me ha venido a la memoria algo. Hay un viejo chiste que dice así: En un convento, les regalan a las monjas una bicicleta. Las monjas estaban todos los días paseándose en la bicicleta. Un día dice la madre superiora: "¡Hermanas, que es la hora de rezar!" Las monjas estaban paseándose, una se bajaba y otra se subía, y no hacían caso. "Ya vamos. Una vuelta más, una vuelta más". La madre superiora se enfada y dice: "¡Como no vengáis ahora mismo a rezar le pongo el sillín a la bicicleta!"  

Seguro que la superiora terminaría cansándose de llamar todos los días a la oración, y acabaría por "perderse" el artilugio. Pues bien, ya hemos encontrado la bicicleta. 

jueves, 21 de agosto de 2014

Feria de Agosto de Palma del Río 2014


Esta noche se enciende el alumbrado, con lo que dará comienzo la Feria de Agosto de 2014, en Palma del Río. Este año en el cartel se "ha caído" el adjetivo "real" (que venía de su origen en el otorgamiento de su celebración por el rey Juan II de Castilla) que tuvo el año pasado. Además los colores recuerdan a otros motivos no tan monárquicos. Será que los acontecimientos vividos en junio con los cambios en la monarquía española siguen dejando huella, aunque sea en el subconsciente. Además la protagonista es más infantil, como si los mayores no estuvieran tan implicados. Son cosas que me sugiere el anuncio. Cosas que surgen en el ocio de una tarde de verano, en la que la mente vuela sin el obstáculo de las obligaciones cotidianas. Da igual, intentaremos disfrutar de ella lo que nos permitan la meteorología y nuestras obligaciones. ¡A vivir la feria!

miércoles, 20 de agosto de 2014

Manolín Fernández, cuando un amigo se va


Ayer falleció Manuel Fernández Cano, Manolín. Era uno de los hijos del antiguo jefe de telégrafos, cuando la oficina estaba junto al antiguo ayuntamiento. Junto a su hermano Pepín estuvo en la Banda Municipal de Música, ejercitando su pasión por este arte, que cultivó hasta hace poco tiempo. Por esa pasión formó parte de diversos grupos. En Los Munsters, emblemático grupo pop palmeño de los sesenta y setenta, estuvo de vocalista. Perteneció también a Azahares, cuya voz daba seña de identidad a la formación. Y, como uno de sus miembros, recibió la medalla de la ciudad, con esa eterna sonrisa que le adornaba siempre el rostro.

Manolín trabajó en Telefónica y luego de auxiliar administrativo en el ayuntamiento. Eso no le impidió disfrutar de sus aficiones (también era radioaficionado), como cuando ayudó, como locutor, a poner en marcha Radio Palma. Estaba casado con Paqui Ruiz, con la que estuve en Vientos del Pueblo, y tuvo una hija, Azucena, también muy inquieta en actividades culturales.

Hace años se jubiló anticipadamente. Algo que le iba a permitir dedicarse a lo que más le gustaba. Me lo encontraba mucho departiendo con amigos en el bar Zúñiga. Un día no me reconoció al saludarle. Ya había empezado su mal: tenía alzheimer. Paquí se desvivió hasta el último minuto para que tuviese la mejor atención. Esta enfermedad quienes peor la sufren son los familiares. Ya el tiempo de luchar se acabó. Azahares no volverá a ser lo que fue, sin la voz de Manolín. Pero quienes sí conservamos la memoria no olvidaremos su calidez, su calidad, su sonrisa; su perenne alegría. No puedo estar cerca de su familia y amigos en su funeral. Pero mando un emocionado abrazo a Paqui y a Azucena. Cuando un amigo se va te dan un bocado que no se puede llenar. En nuestros corazones, Manolín sin embargo sigue cantando.

martes, 19 de agosto de 2014

La felicidad


Ayer, paseando por San Sebastián, vimos un cartel que decía que vendían huevos de gallinas felices. Nos preguntamos cómo se podía hacer feliz a las gallinas. Otra vez vimos este otro anuncio. Es verdad, la felicidad no se puede comprar, no tiene precio. Monetario, se entiende. Tiene otros precios que debes pagar para ganártela. El helado sí tiene precio... Claro, y... si es de chocolate, no importa tanto ¡MMMM! ¿En qué se diferencia de la felicidad? ¿Darán helados a las gallinas? Mejor nos tomamos uno juntos y luego te lo cuento.

domingo, 17 de agosto de 2014

Ahorro energético


Vaya, escuché que el ayuntamiento tenía un nuevo y revolucionario plan para ahorrar en el pago de la factura energética. Una forma nueva de afrontar la crisis financiera. Algo simple, que no aumentaba los costes de gestión, sin emplear procesos contaminantes y respetuoso con el medio ambiente... pero no pensé que se trataba de esto.