martes, 1 de septiembre de 2015

Rajoy y la lluvia


La lluvia en Sevilla es una maravilla. Y para Rajoy un arcano milagroso de razón esotérica y origen desconocido. Mariano se nos ha vuelto metafísico hablando de la lluvia. O tal vez nos confiese que es más ignorante que un niño de primaria. Pues cualquiera sabe cómo es que llueve. Yo, al menos, lo estudié en la EGB, que seguro que Rajoy también cursó en su niñez. 


Sea o no verdad esa imagen que circula por la red de su presunto expediente académico con pésimas notas, el presidente del gobierno, queriendo presumir de habernos sacado de la crisis ante sus militantes, para animarles a acometer la precampaña electoral en la que ya estamos inmersos, ha soltado unas palabras, que, con cierto aire enigmático, nos indican que no sabe ni de los más elementales fundamentos de eso que llamábamos Ciencias Naturales en nuestra educación básica. "Esto no es como el agua que cae del cielo sin que se sepa exactamente por qué". 


¿Qué él no lo sabe? Repase, por favor, sus viejos libros de EGB, don Mariano. O mejor, consulte con su primo, el catedrático de física. Que seguro que él, aunque no sepa cual es el tiempo que va a hacer dentro de 300 años, sí sabrá explicarle el proceso de formación de las nubes y cómo éstas vuelcan su contenido en forma de lluvia sobre la tierra, de forma simple, como lo haría con un alumno de primaria. ¡Cómo has quedado, Rajoy!

lunes, 31 de agosto de 2015

Prohibiciones incompletas


Prohibido jugar a la pelota aquí... pero no pintarrajear en las paredes del monumento. Alguien se ha quedado corto en su celo protector del urbanismo callejero. No eran éstas las únicas pintadas que había en los muros del edificio. Se ve que, ya que solo vedaban los juegos en la plaza, los grafiteros se emplearon bien en los sillares de la fachada. Falta de previsión en las ordenanzas. El afán legislador hispano no es garantía de buen derecho. En cualquier tiempo y lugar.

domingo, 30 de agosto de 2015

Días de cine


Pido permiso para tomar prestado el título de un programa de televisión de temática cinematográfica para nombrar esta entrada. Y es que Palma del Río se ha convertido desde hace unos días en un plató de cine. Se está rodando aquí la película "Re-emigrantes. Adiós Madrid, que te quedas sin gente". Cuando volvimos de nuestro viaje de vacaciones nos encontramos que estaban rodando en el paseo central, en plena feria de agosto. Era su primer día, recogiendo imágenes de nuestra ciudad. No solo los que iban paseando por el real de la feria sirvieron de extras, también algunos palmeños de nacimiento y adopción participan en la película, tanto de actores y actrices, como en el equipo técnico. 


Ayer estábamos en el Paseo, en la Peña Los cabales, y llegaron algunos miembros del equipo de rodaje. Ángel (productor asociado y responsable de Revista Bulevar) y su mujer se pararon con nosotros y nos presentaron a dos de los actores del film. Eran el famoso cómico Fernando Esteso (Pepito Piscinas, Los bingueros, Padre no hay más que dos, El hijo del cura, Torrente 4, Torrente 5... ) y Valentín Paredes (La familia, bien gracias,  El pico 2, La vaquilla, Extramuros, El florido pensil, Tiovivo c. 1950... ) ambos conocidos del teatro, el cine y la televisión. Estuvieron muy simpáticos con nosotros y con todos los presentes, haciéndose fotos para el recuerdo de su paso por Palma del Río. Después de una aciaga noche de fútbol también hubo tiempo para la sonrisa.

viernes, 28 de agosto de 2015

La foto del viernes: aclaración papal y bética


Letrero que me encontré en un bar sobre la dimisión del papa Benedicto XVI. La primera fecha no es correcta, pues la muerte de Pablo VI fue en 1978, pero tiene su gracia. Los sumos pontífices vaticanos deberían temer la trayectoria del Real Betis Balompié. El papa Francisco se habrá preocupado con el ascenso de mi equipo a la primera división. Veremos cómo terminan la liga y otras competiciones... y qué consecuencias tiene para el obispo de Roma.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Arrepentimiento


Parece que se lo pensaron mejor y se arrepintieron de abrir esta entrada adicional en la misma fachada. Casa con dos puertas, mala es de guardar...  "Como ventana quedará mejor". Dicho y hecho. Los seres humanos, muchas veces se retractan de sus acciones. Mas no siempre podemos ocultar el error cometido con anterioridad, y dejamos huella de nuestro cambio de parecer. Si nos equivocamos, rectificar es de sabios.

martes, 25 de agosto de 2015

Calleja de los huevos


Quiso la casualidad que aquel día yo llevase mi vieja camiseta de los huevos y encontrarnos con esta callejuela de Oviedo, de nombre tan comestible, entre otras dedicadas a oficios varios que se acogían en otros tiempos en sus casas. No pude resistir la tentación de hacerme la foto, ante tan feliz coincidencia. ¡Con un par!

lunes, 24 de agosto de 2015

El velo, esa fuente de polémica


En 1982 visitamos Italia en una excursión de las que se organizaban para ir a Taizé, aunque ésta fue la última y no pasamos por la comunidad religiosa francesa. Ya he hecho referencia a este viaje varias veces. Algo que recuerdo haber comentado fue el incordio de tener que llevar doble vestuario cuando íbamos a visitar templos y otros edificios religiosos. Era verano y nosotros éramos jóvenes, así que nuestra formalidad a la hora de vestir, teniendo que movernos por múltiples escenarios, para conocer el máximo posible de las obras de arte que atesora este país, era un bien escaso. Los pantalones y faldas cortas, las camisetas de tirantes que dejaban nuestros cuerpos en parte al aire, para mitigar el calor del ambiente y el provocado por nuestros movimientos, eran la indumentaria habitual. De ahí que a las primeras de cambio nos topásemos con un gran inconveniente. Recuerdo que, haciendo cola para entrar en alguna iglesia, ver cómo el portero echaba atrás a otro de nuestros acompañantes por llevar pantalón corto. Éste protestó y en la discusión le señaló un Cristo que, lógicamente (según la representación artística que se impuso desde el Gótico), estaba medio desnudo en la cruz. El portero le contestó que "El era Dios" (y podría hacer lo que quisiera). El turista no, claro. Así que, o se vestía, o se volvía por sus propios pasos. Esto se repitió en más edificios de la Iglesia, de tal manera que optamos por llevar algo con que taparnos a la hora de entrar. Yo llevaba pantalón corto normalmente, y al llegar a cada templo me sacaba uno largo que portaba en un bolso con otras cosas. Luego, al salir me lo volvía a quitar y seguía con las visitas a museos, palacios, etc.


Esto que cuento pasaba hace 33 años, en el siglo pasado. ¿Ha cambiado algo desde entonces? En nuestro viaje a Asturias (como en otras comunidades y ciudades) me he encontrado con letreros con diversas advertencias (si se pueden echar o no fotografías, si se puede o no usar flash, la prohibición de fumar o comer, etc.) La del vestir "con decoro" también la hemos encontrado en más de un templo. Pero ¿qué se entiende por decoro? Mi cuñado Rafa me ha pasado dos fotos de su viaje familiar a Italia de este año. En ellas vemos cómo unos turistas visitan un templo. Unos van con su ropa, en la que aparecen pantalones cortos y polos o camisas de manga corta. Sin problemas. Otros no. En una de las fotos, unos chavales llevan pantalón corto, y usan, además camisetas de tirantes. En la otra vemos a dos muchachas llevar pantalón más corto, de esos que dejan descubiertas las piernas del todo, o falda mini (no se aprecia muy bien) y una de ellas camiseta de tirantes. Estos visitantes contrastan con los demás, pues, portan, además una especie de velos o paños traslúcidos que tapan (levemente, por cierto, ya que son casi transparentes) las partes de su anatomía que dejan al descubierto sus propias prendas. Se los facilitan los responsables del templo y les obligan a colocárselos en la misma iglesia, por ir de forma "indecente". Vaya, ¿no habíamos quedado en que el "burka" o el "hiyab" son cosas muy negativas, que mancillan la dignidad de las mujeres? ¡Ah, espera! que estos de Italia no son musulmanes. Ya, ya. Los "malos" siempre son "los otros". Poco hemos cambiado con el paso de un siglo a otro. ¿Les parece a ustedes "decoroso" llevar esos ridículos velos?

domingo, 23 de agosto de 2015

El juego de la rana


En la entrada sobre "El Paseo y el Barrio de San Francisco, a través de los años" hice referencia al bar de Manzano, donde, entre otras cosas, había un juego de la rana, que ya recordaba haber visto allí de niño. Hacía mucho tiempo que no veía uno de estos juegos y en Asturias hemos encontrado uno. Concretamente estaba en la entrada de un bar en la pequeña localidad de Veigas, enclavada en el Parque Natural de Somiedo, un paraíso natural montañoso, donde fuimos para conocer unas cabanas de teito, que es como se conoce allí este tipo de cabañas donde destaca su techumbre de material vegetal.


Mientras esperábamos para subir a conocer las cabañas pude fotografiar el juego. En él se ve la mesa con la rana en el centro, con sus cinco agujeros, el molinete y los dos puentes. Descansa sobre cuatro patas reforzadas, que contienen un cajón donde se depositan las fichas o petacos, que se arrojan a cada elemento. Y tiene de característica la protección contra la lluvia, meteoro muy frecuente en estos lares: un "tejado" de plástico sostenido por un armazón metálico. Se ve que juegan también en el exterior del bar y el riesgo de sufrir un chubasco es elevado.

Me pareció simpático encontrar el juego aquí en Asturias, en nuestro viaje, donde, según parece, son muy aficionados. Quien quiera conocer sus reglas puede consultarlas en esta web.

sábado, 22 de agosto de 2015

Culos


¿En que se diferencian las mujeres modernas de las mujeres antiguas?:

– A las mujeres antiguas, para verles el culo, hay que apartar a un lado las bragas.

– A las mujeres modernas, para verles las bragas, hay que apartar a un lado el culo. 

("Culis monumentalibus". Escultura de Eduardo Úrculo, junto al Teatro Campoamor, en Oviedo)

viernes, 21 de agosto de 2015

La foto del viernes: Les Luthiers, sin David Rabinovich


Nunca he presenciado un concierto de Les Luthiers. Siempre les he disfrutado en grabaciones. Para mi desgracia ya no podré verles en la formación que componía el grupo en los últimos años, pues uno de sus fundadores, David Rabinovich, acaba de fallecer de un ataque cardiaco, como ocurrió hace años con otro de los originales miembros (Gerardo Masana, que murió en 1973 de leucemia). Les Luthiers llenan de humor el mundo de la música y deben su nombre a los tradicionales creadores de instrumentos, pues ellos siempre han empleado invenciones propias para acompañarse en sus conciertos. Sus textos, inteligentes, cultos, dotados de fino humor, geniales, han provocado enormes carcajadas entre el público. Rabinovich era notario, pues estudió derecho para dar gusto a sus padres, pero se dedicó al humor y la música, además de la actuación. Espero que con esta enorme pérdida el grupo no se resienta y sigan interpretándonos las creaciones del maestro Johann Sebastian Mastropiero y otras genialidades más. Nuestra inteligencia y sensibilidad los siguen necesitando. ¡Hasta siempre, escribano Rabinovich!