miércoles, 1 de abril de 2015

Operación salida


Hoy miércoles ha comenzado la segunda fase de la operación salida de tráfico. Miles de españolitos y españolitas, según nos dicen, van a coger su coche, como lo hicieron otros el fin de semana pasado, y se van a buscar un merecido descanso en este largo puente de la primavera. Estación que ha entrado con altas temperaturas, que invitan a buscar el frescor de las playas. Esta escena ha podido darse sin ningún género de dudas en algún lugar de la piel de toro. 

Ella: Cari, conduzco yo el coche nuevo, que me hace ilusión.

Él: Vale, pero ten cuidado, que la carretera es muy traicionera. Y es muy tentador que cojas velocidad con nuestro nuevo vehículo.

Ella: No hay problema. Seguro que hay retenciones que nos demoran. Como ves, ya que hace calor, voy cómoda, pero tendré precaución.

Él: ¿Cómoda dices? ¿No crees que llevas poca ropa? Además, ponte ya en la posición correcta, que estás enseñando hasta el carnet de conducir. 

Ella: ¿Enseñar qué? Si tengo las piernas juntas....

Él: ¿Las piernas juntas? ¡Si vas enseñando todo, con las piernas abiertas! ¡Baja ya esa pierna y ponte bien al volante!

Ella: ¡Si están en el suelo! ¿Qué estás mirando? Anda y ponte las gafas y no protestes tanto.

lunes, 30 de marzo de 2015

Pelando la pava


Esa era una de las expresiones que usaba mi madre para referirse al cortejo, cuando un varón iba en sus tiempos de joven a la casa de la novia para estar y charlar con ella. Se supone, pues algunas veces ocurría algo más y la novia quedaba misteriosamente encinta, a pesar de las precauciones tomadas, pues era normal que fuesen acompañados de carabina, que vigilase para que solo quedase aquello en mera conversación y sin atentar a la moral y buenas costumbres. Recuerdo el caso que contaban de una de esas acompañantes que se sujetó la falda a la de la pretendida con un imperdible, para impedir que el galán pudiese acceder a la oculta anatomía de la joven, y sin embargo quedó preñada del visitante sin percatarse la acompañante de guardia. Es lo que nos muestra la imagen, tomada en Córdoba, donde varios varones, cubiertos por una capa o manta y tocados con el típico sombrero, pelan la pava con su amada, que está en su casa y le atiende por la puerta o la ventana, recluida tras su cancela o su reja. Están echados en el suelo, y seguramente a oscuras, aunque la foto se haga con luz para registrar la escena. Se ocultan de miradas indiscretas de esta manera, apareciendo como fantasmas. Así se ligaba antaño. Pelando la pava, como atareados con cosas de la casa. Curioso. 

domingo, 29 de marzo de 2015

sábado, 28 de marzo de 2015

500 años transverberando con Teresa de Ávila


Esta mañana, mientras hacíamos la limpieza general de piso, mi mujer puso la televisión, justo en el momento en que empezaba en TVE un informativo. ¿Con qué abrió el espacio la periodista, con alguna novedad sobre el accidente aéreo de los Alpes, con la reunión del Consejo Político de UPyD donde iban a pedir la cabeza de Rosa Díez tras el batacazo de su partido en las recientes elecciones en Andalucía, con la inauguración por Rajoy del Centro Pompidou de Málaga, con la reunión del Comité Federal del PSOE? No, con el V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, hecho ocurrido un día 28 de marzo de 1515. Menuda noticia, o mejor dicho, menuda exclusiva un hecho ocurrido hace 500 años. 


El año pasado ya comenté las palabras del Ministro del Interior, el "reverendo Monseñor Fernández Díaz", sobre la ayuda que prestaba Teresa de Jesús a su gobierno, a cuento de la presentación de los actos de conmemoración de este Centenario. Parece que el ministro, el gobierno en pleno, e incluso los propagandistas del PP, colocados en la televisión pública para convertirla en órgano de propaganda al estilo Marhuenda, están transverberando. Viviendo un éxtasis místico a costa de la presunta "recuperación", que, dicho sea de paso, no ve una parte muy importante del electorado, a la luz de las recientes encuestas o del resultado de las elecciones autonómicas andaluzas. Parece que llevan 500 años ensimismados, enajenados, ajenos a la realidad.


Por otra parte, aprovechando que el Tormes pasa por la provincia de Ávila, quiero recordar el viaje que hicimos las vacaciones de 2013, en el que paramos, en una primera escala, en Ávila. Una ciudad que ya hemos visitado antes, y que merece la pena conocer. Pues es bella en si misma, con sus murallas, sus iglesias, palacios, restos arqueológicos, etc. Mucho más de 500 años de historia. Además de poder gozar de su exquisita gastronomía. No se me olvidan las judías del Barco que comí nada más llegar (placer de dioses), además de la carne. Las famosas yemas no las probé y no fue por falta de ganas. 


La presencia de Teresa de Cepeda y Ahumada es constante en la ciudad, además de otras figuras con las que convivió (por ejemplo, San Juan de la Cruz, otro místico). Mujer que merece la pena conocer por su carácter (¿adelantada del feminismo?), por sus obras, tanto como monja, como por ser un exponente de la mejor literatura en lengua castellana. Además de no olvidar que fue perseguida por la Inquisición, tanto por lo que escribió como por su más que probable origen judío, algo que entronca con la visión poética sobre la relación con la divinidad, que recuerda a hermosos pasajes de los libros que componen el llamado Antiguo Testamento. 


Así que si tienen previsto un viaje en estos días (si pueden disfrutar de vacaciones) les recomiendo una visita a la ciudad castellana, a Ávila. Aunque si no quieren bullas, mejor lo hacen en otro momento. Ahora habrá demasiados actos oficiales y, repito, algunos pesados pueden estorbar de tanto transverberar. 

viernes, 27 de marzo de 2015

La foto del viernes: Día Mundial del Teatro


Hoy es el Día Mundial del Teatro y quiero celebrarlo con una imagen del Teatro Romano de Córdoba. Este edificio estuvo en pie casi 300 años y fue gravemente dañado por un terremoto, que lo condenó al abandono, sirviendo sus restos como materiales de acarreo para otras edificaciones. En su solar hoy se levanta el Museo Arqueológico de Córdoba, integrando lo que quedó allí del viejo teatro, siendo posible ahora su visita tras las obras de remodelación del museo, que se ubica en el palacio renacentista conocido como Casa de los Páez, en la plaza de Jerónimo Páez. El hecho de emplear esta imagen es para ilustrar el abandono que sufre, por desgracia hoy día el mundo de la cultura, y especialmente el teatro, por parte de nuestros gobernantes. Unos gobernantes que castigan a la Cultura como sector económico, con el IVA del 21%, (que hace poco dijeron que cambiarían, negándolo Rajoy inmediatamente, con lo que demuestran su demagogia electoral sin escrúpulos), y a la que, además, siguen demostrando un profundo desprecio, pues la Cultura (y en gran medida el teatro) ha sido siempre un arma del pueblo para progresar y demostrar conciencia crítica y libertad frente al poder. Prefieren aborregar al público con Belenes Esteban o programas al estilo de los de José Luis Moreno en Televisión Española (que cuestan un pastón), a que la inteligencia y la riqueza cultural se despliegue sin trabas. Abandonando la Cultura (sí, con mayúsculas), como abandonaban en otros tiempos los teatros, frente a los espectáculos de masas, acríticos, borreguiles, sensibleros y chabacanos (se llenaban más los anfiteatros, con sus gladiadores y sus fieras en el mundo romano), para tener domesticados a los ciudadanos. Los césares y pudientes de Roma ya fraguaron eso del "Pan y Circo". Nada nuevo bajo el sol. Siguen siendo malos tiempos para el Teatro. ¡Reivindiquémoslo!

jueves, 26 de marzo de 2015

Rincones palmeños: la calle Ramón y Cajal


Hay en Palma del Río calles, callejas, callejones y calles sin salida. Hay una calle sin salida que es un primor, la calle Ramón y Cajal. Calle con nombre de médico y premio Nobel, en medio de otras denominaciones que recuerdan a la historia medieval de nuestra ciudad (Almirante Bocanegra, Doña María Manrique, Conde de Palma, San Fernando, Infante Molina, San Luis Mártir...).


Es calle pequeña y medio oculta, pues su entrada permanece adintelada por una vivienda que comparte el espacio. Casi no nos percatamos de su existencia, si paseamos con prisa por Conde de Palma. Pero su presencia se hace visible si paramos en lo que se nos antoja entrada de casa de vecinos. Y no es así, sino vía con todas las de la ley. Eso sí, peatonal y perfectamente enlosada para el tránsito de personas y no de vehículos.


Termina nuestra pequeña calle en muro que delimita con el patio arbolado de una casa. Casa contigua a los antiguos vestuarios del campo de fútbol que había en el Barrio de la Soledad, hasta que fue demolido para reordenar el espacio urbano con más viviendas, calles y una plaza central. Vestuarios que fueron adaptados como locales para el barrio.


Es la calle Ramón y Cajal, vía y espacio de convivencia vecinal, adornada con macetas por los vecinos y de casas humildes pero convenientemente adecentadas, de blancas paredes y coloridos zócalos. Recuerda a un patio de casa de vecinos, sin las incomodidades de aquellos. Un rincón coqueto, armónico y sencillo digno de admirar.

lunes, 23 de marzo de 2015

Elecciones en Andalucía y cambio de régimen


Son muchos los análisis que se están efectuando sobre el resultado de las elecciones en Andalucía de ayer domingo, en las que ha vuelto a ganar el PSOE, tras haber perdido en beneficio del PP las de 2012. No voy a repetir opiniones, solo me voy a referir al famoso cambio de régimen del que también se ha hablado mucho tras la irrupción de Podemos en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo. Pues a la luz de los resultados de ayer, la primera cita electoral desde entonces y también los primeros comicios de este año (queda todavía 3 convocatorias más: municipales y autonómicas de mayo, catalanas de septiembre y generales de fin de año), parece que el vuelco electoral que muchos anticipaban tras las europeas no se ha producido. 

El enfado de la gente, tras el castigo sometido por los gobernantes por la crisis, no se ha traducido en un cambio de régimen. Más bien el régimen del 78 (como lo llamaba ayer Íñigo Errejón en televisión, visiblemente decepcionado) ha salido fortalecido, cuando la crítica a los políticos en general auguraba un "sorpasso" de las fuerzas políticas emergentes a los partidos consolidados en la Transición. Y no me sorprende este resultado cuando se parte de premisas no reales. Por ejemplo, se suele hablar de bipartidismo, cuando lo que había eran dos partidos hegemónicos en el seno de un sistema de varios partidos más, que tienen su influencia, como pasó en la legislatura anterior, donde el PP, ganador de las elecciones de 2012, no consiguió el gobierno por la coalición  que formaron IU y el PSOE, para tener el gobierno andaluz. Tampoco ha servido la estrategia del PP, que pretendía sacar tajada de la división de la izquierda, para tener un buen resultado, como hasta ahora, porque ellos eran los únicos representantes de la derecha (les ha salido la competencia efectiva de Ciudadanos, algo que no esperaban).

Podemos aspiraba a encarnar la mayoría social que derribase el régimen de la Transición y esperaba mejores resultados, aunque las últimas encuestas publicadas deberían haberles bajado los humos, como han hecho en definitiva los andaluces con sus votos. Dentro del arco parlamentario salido ayer son los únicos que no se identifican con el régimen democrático implantado tras la muerte de Franco. Pero los demás suponen más del 81% de los votos emitidos ayer, y, aunque les atribuyésemos el resto de los votos que no han obtenido representación, su porcentaje es exiguo, respecto al obtenido por los partidos "tradicionales". E incluyo entre los tradicionales, o identificados con el régimen del 78, tanto a Ciudadanos (que nacieron para defender la españolidad de Cataluña y la defensa de la Constitución, frente al nacionalismo soberanista catalán) y que han obtenido un magnífico resultado, como a UPyD (que no obtiene representación), y a IU, coalición que pivota sobre el PCE, cuya mayor parte aceptó la Constitución, de quienes se desgajaron los anti-sistema que crearon Podemos. IU, vive una crisis no solo electoral, sino de existencia, agudizada por este resultado, ya que hay quien quisiera estar en Podemos, y seguro que ya algunos están haciendo las maletas tras la debacle de ayer, pero la esencia de IU sigue siendo parte del régimen del 78. 

Así que con un 15% no se configura una mayoría social con la que convocar un proceso constituyente. La ciudadanía andaluza no ha entendido esa necesidad de cambio de reglas del juego. Ha demostrado que quiere otros cambios, que no los recortes de derechos y el empobrecimiento obligado por la política del PP. Cambios económicos y sociales y cambios institucionales, que le devuelvan la confianza en la política, que eliminen la corrupción y el desencanto, y por eso han configurado los votantes un parlamento en el que el diálogo, el pacto, el entendimiento, a varias bandas, sean imprescindibles. Cambios como los que yo intuía ya en este blog hace tiempo y que dieron como resultado el toque de atención de las elecciones europeas. Pero no un cambio de régimen, protagonizado por anti-sistemas que no se definen cuando se trata de hacer propuestas concretas y que solo han vendido ilusión, ilusión, ilusión, sin contenido. 

Otra cosa es el juego que dé esta situación, pues las citas electorales que quedan por delante auguran poco entendimiento y acercamiento entre las fuerzas políticas, deseosas de seguir vendiendo, durante todo un año, sus identidades diferentes, sus propuestas singulares, su "yo soy es el que os voy a salvar" particular. El caso de IU, que ha sufrido las consecuencias del pacto con el PSOE, va a repercutir, me temo, en una mayor pugna entre las diferentes fuerzas políticas. Todavía queda mucho por hablar. Además Andalucía tiene sus características propias, pero en la retahíla de elecciones que nos queda, algunas cosas, como el cambio de régimen, ya han quedado en peor posición que con la que entraba en el año electoral. Veremos. 

sábado, 21 de marzo de 2015

Hoy se fue Moncho Alpuente


¡Joder, qué semana! Me es imposible no soltar un taco, pues al fallecimiento de Juan Claudio Cifuentes, Cifu el pasado martes, hoy se ha unido el de Moncho Alpuente. Ramón Mas Alpuente, otro de mis admirados personajes de mi juventud, relacionado con el mundo de la música, polifacético y cachondo. Le conocí por aquella canción titulada "El hombre del 600" que decía "Adelante, hombre del 600, la carretera nacional es tuya..." en el estribillo, que interpretaba su segundo grupo musical, Desde Santurce a Bilbao Blues Band. Su primera banda fue Las madres del cordero, donde ya apuntaba al estilo irónico, humorístico, crítico, satírico e irreverente que caracterizó sus experiencias, no solo musicales, sino también literarias, teatrales, de radio y televisión. Es en la televisión donde disfrutamos en los años 70 del programa Mundo Pop, en el que regularmente salía como presentador, y con el que me pude abrir a nuevos estilos musicales, que tenían su continuación en la radio, a través de otro programa mítico del que ya hablé hace tiempo, Para vosotros jóvenes. Siempre ácido, cachondo, comprometido y rebelde, ácrata y protestón, se atrevió a reivindicar el tabaco, a pesar de los males que provoca, no dudando en aparecer en los medios exigiendo el derecho de los fumadores a su vicio diario, y llegó a publicar un disco con otros artistas defensores del humo. Como periodista también se caracterizó por su verbo chispeante, crítico y satírico, siendo azote de poderosos de todo tipo. Y se nos ha ido todavía "joven", con solo 65 años, de un infarto (¿consecuencia del tabaco?). Se va otro mito musical y del periodismo, como Cifu, en la misma semana, ¡qué semana! Adiós, Moncho Alpuente.


viernes, 20 de marzo de 2015

La foto del viernes: el eclipse de sol


El 11 agosto de 1999 hubo un eclipse de sol coincidiendo con lo que los astrólogos llaman una gran cruz cósmica (los planetas, para ellos, importantes forman una disposición en forma de cruz, según se ve desde la Tierra, que dicen que trae importantes consecuencias). Se habló mucho antes del suceso, como suele ocurrir, sobre las posibles transformaciones o desgracias que nos iba a ocurrir. Ese fenómeno de la cruz cósmica se ha ido repitiendo luego, así como los eclipses, que tanto miedo han dado siempre a los supersticiosos, en la historia de la humanidad. Como vemos, los aciagos vaticinios que nos pronosticaron no han ocurrido, incluido el famoso fin del mundo que algunos veían en una estela maya, que tenía que haber pasado en 2012, se quedó "aparcado".


Hoy hemos vuelto a ver otro eclipse de sol. De aquel de 1999 recuerdo haber salido a la calle en el momento en que tuvo lugar, y comprobar cómo la luz solar tomaba una intensidad extraña y como una "oscuridad" o penumbra se apoderaba del ambiente. Se encendieron las farolas del alumbrado público y, algo que me llamó la atención, fue cuando iba por mi antigua calle (muy tranquila) y los grillos empezaron su canto, rompiendo el silencio, como si fuese de noche. Me encantó. 


Hoy se han encendido farolas, aunque no sé si por estar por aquí los técnicos municipales repasando averías. Y he podido sacar algunas fotos del eclipse, con la ayuda de unos filtros, además de presenciarlo, sobre las 10 de la mañana, a pesar de las nubes (que también han ayudado como si fuesen un filtro natural). Sin duda, nada malo ha pasado, que yo sepa, al menos con causa en este fenómeno cósmico. Solo sé de la salida del invierno y la entada en la esperada primavera de esta noche, algo que iba a ocurrir de todas maneras, hubiese o no eclipse. Y, hemos podido pasar un buen rato comprobando cómo la naturaleza sigue creando belleza.