viernes, 22 de mayo de 2015

La foto del viernes: la niña que mira como España


Dicen que los borrachos y los niños siempre cuentan la verdad. Aquí toda una declaración de principios, de sensaciones, de opinión. La expresión de la niña lo dice todo: el cabreo ante la realidad, frente a las palabras y los gestos huecos de la propaganda electoral. La niña más famosa de estos días (de una foto del fotógrafo de El Mundo Cantabria), porque con su mirada a la vicepresidenta Soraya, expresa lo que siente y piensa en España la mayoría de este país, sobre lo que están haciendo con nosotros. La OCDE, en un reciente informe cuantifica en un 31% la población de pobres y que hay en España, y pide, entre otras cosas, que se reduzca la precariedad laboral. Un 10% de la población es más rica que antes de la crisis. Para ellos ha llegado la recuperación. Ellos sí que no hablan del paro, ni tampoco los familiares y militantes colocados por Rajoy. El 90% restante sufre las consecuencias de las políticas impuestas por el gobierno y sus mentores de la Troika. La cara de la niña lo refleja. El domingo, los votos son los encargados de poner la solución ante el motivo de este gesto. No solo basta mostrar el cabreo. Es nuestra responsabilidad y está en nuestra mano, en nuestro voto.

martes, 19 de mayo de 2015

Manuel Molina, DEP


¿Parará esta racha que llevamos de fallecimientos? Me acabo de enterar esta mañana de que se ha muerto de un infarto en la playa un viejo conocido y amigo de juventud, Paco "el Zurdo", y casi al mismo tiempo también leo que Manuel Molina Jiménez se nos ha marchado. Manuel, el de Lole y Manuel, con quienes empecé a cogerle gustillo al flamenco, sin pesadeces, cuando ponían sus temas (Y tu mirá, Todo es de color, Cabalgando...) en la radio que escuchaba de niño-adolescente. El mismo que mezclaba ese flamenco gitano con lo hippy, con la música árabe, y que se atrevió a unirse a otros pioneros en el grupo que empezó a fundir folclore andaluz con rock y pop, el Grupo Smash. El que cantaba y tocaba la guitarra, junto a leyendas y músicos de la talla de Gualberto, Julio Matito o Silvio, el gran Silvio Fernández Melgarejo, allá por los años setenta. 


Ahora, aunque en la imagen aparezca con su antigua pareja Lole Montoya, prefiero recordarle musicalmente con una versión de un tema tradicional, compuesta por este último grupo: El Garrotín. Descanse en paz.

domingo, 17 de mayo de 2015

La feria de mayo de 2015, en su recta final


Esta noche se dará por finalizada la Feria de Mayo de 2015, en Palma del Río. Una feria con tintes normales y también con singularidades. Volvemos a tener el día de fiesta local el lunes, mañana, como era habitual desde hace muchos años, dejando atrás la polémica que vivimos el año pasado con el cambio al viernes. Este año no hemos tenido lluvia, como pasa muchas veces, antes al contrario, aquí se ha vivido ese avance del verano, con temperaturas altas, más propias de agosto, con lo que no se ha cumplido el refrán ese que dice que "cuando en marzo mayea, mayo marcea" (marzo no fue lluvioso y fue caluroso). El número de casetas de feria ha vuelto a disminuir, y no el de atracciones (los populares "cacharritos"). La víspera tuvimos la actuación en el Coliseo de Rosa Benito, su hija y otro acompañante, un retazo de telebasura, incomprensible para mí y otros muchos, más propio de bolos de discoteca de pueblo, que como espectáculo folclórico. No sé de la asistencia que hubo, pero no me sorprende que hubiese afluencia, gracias a su popularidad televisiva. 


La feria se ha visto condicionada, como cada cuatro años, por desarrollarse en plena campaña electoral para las elecciones municipales y autonómicas. Los candidatos y candidatas se han dado más de un paseo por el recinto ferial para que "se les viera" (hay tantos "novatos" que hace falta darse a conocer). El Paseo, donde se ubica la portada de feria, apareció el jueves, en la víspera, con la propaganda electoral de las diferentes candidaturas que se presentan en Palma. Alguien en las redes sociales pidió que se retiraran las pancartas y carteles de la reja de entrada, para no afear la portada, ya que pueden reinstalarse a partir de mañana. Mucha gente se unió a la petición. La mayoría de las formaciones políticas hizo caso a la petición popular y retiraron la publicidad (el primero fue el PSOE), pero algunos han dejado allí la publicidad. Allá ellos. Luego dirán que ellos son el "verdadero pueblo".


Muchos hemos cogido la feria con ganas, aunque yo no me percatase de su cercanía por tener presentes otras cuestiones (oposiciones, inicio de empleo, etc.) Y se ha notado en la afluencia de gente, algo favorecido por el tiempo. No hemos faltado ningún día, incluso ayer hicimos "jornada intensiva", como dejé plasmado en las redes sociales, a pesar del calor. Hoy volveremos esta tarde, para encarar la recta final. Menos mal que tenemos el lunes para reponer fuerzas.


Y, como anécdota, un grupo de españoles (los menos andaluces, por cierto) también han celebrado su feria particular en Gran Bretaña. La sobrina de Ana (y mi sobrina, por tanto), Olga, hija de Miguel y Toñi, que lleva un mes en Inglaterra, trabajando de enfermera, como otros jóvenes que han tenido que buscarse la vida en la emigración moderna, el "exilio económico" fruto del austericidio gubernamental, ha organizado su propia feria, con sus compañeros, como muestra de apego a nuestras tradiciones (y por las ganas de haberla disfrutado aquí, seguro). Comprando manteles de lunares y flores de papel se han hechos sus propios vestidos de gitana y pañuelos, y adornos, para sentirse como en España. Gracias a ellos, la feria de mayo también ha traspasado fronteras

viernes, 15 de mayo de 2015

La foto del viernes: B.B. King


No podía ser de otra manera. Ayer nos dejó el rey del blues, B.B. King. 89 años dedicados a la música, esa música que nació en las plantaciones del Sur de Estados Unidos y a la que tanto deben otros estilos modernos. La foto del viernes es para el "king", el rey. Mejor no hablar mucho, el blues en sí mismo es un homenaje melancólico al sentimiento de los herederos de aquellos esclavos negros que inventaron melodías que cautivaron a otros pueblos, que antes los sojuzgaron. B.B. King siguió el recorrido del blues en su vida, pasando del coro de la iglesia, cantado espirituales, hasta adquirir la guitarra que le hiciera famoso. A todas las que ha tenido las llamó Lucille, por ser el nombre de una mujer por la que se pelearon dos tipos en uno de sus conciertos, provocando un incendio. Con Lucille se ha paseado por el mundo, en perfecta sintonía. Os dejo con una actuación en el Festival de Jazz de San Sebastián, junto a nuestro Raimundo Amador. Lucille y Gerundina (la guitarra de Amador) alternándose para deleite del público. Gracias, B.B. King.



jueves, 14 de mayo de 2015

La sonrisa de Manolín Fernández, en la feria

Manolín en la exposición de los 20 años de Azahares (Foto cedida por Eli Manzano)

Estamos en feria y ¿cómo no recordar la última feria que vivimos en Palma del Río, la de agosto de 2014? Entonces, unos días antes (y lejos de aquí), me enteré del fallecimiento de Manuel Fernández Cano, “Manolín”. Manolín había sido uno de los rostros y voces habituales de la Feria de Palma, allá en aquellos tiempos en que actuaba de solista con Los Munsters, amenizando más de una sesión de los bailes en los años sesenta y setenta. Y después, en la formación en la que estuvo 33 años, aportando su característica voz y su permanente sonrisa, en el grupo Azahares.

Manolín es una pieza esencial de la historia de la música de Palma del Río. Azahares, otra, con esa vasta trayectoria que todavía perdura, afortunadamente. Azahares y sus componentes, además de artistas, conectan con sus seguidores por ser buenos amigos, entre ellos y de los palmeños. Y, también, una gran familia, que nos viene endulzando muchas de nuestras fiestas y las de otros pueblos. Han estado presentes en muchas actividades de nuestra vida, convirtiéndose en ingrediente obligado de distintos eventos. E, incluso, el carnaval ha servido para unir más a sus componentes, con amigos y familiares, haciendo de la ironía, la crítica y el sentido del humor un elemento esencial más de su trayectoria.

¿Cómo no acordarse de Manolín? Compartí con él durante muchos años centro de trabajo, el ayuntamiento palmeño, donde fue funcionario, hasta su jubilación. Me brindó su amistad y gocé (y gozo) de la de Paqui, su mujer, desde aquellos tiempos de joven comprometido con la cultura, en el seno de la Asociación Cultural “Vientos del Pueblo, tan activa en la Transición. Su voz ponía sello a los diferentes temas que interpretaba Azahares. Su sentido del humor y simpatía servían para relajarse y alejar los nervios en las diferentes subidas al escenario, y como contrapunto simpático en las actuaciones. Su enfermedad (el alzheimer), que nos fue robando poco a poco su relación con él en sus últimos años, hasta agotar su último aliento, no nos va a impedir que nosotros sí le recordemos.

Porque Azahares, como grupo, como cuadrilla de amigos y como gran familia, sigue vivo y coleando. Suenan sus álbumes en nuestros aparatos y en nuestras cabezas sus canciones. Las que versionan del folclore andaluz o del hispano-americano. O las de Mocedades, Carlos Cano o las de Jarcha. Sus temas propios, con letras de Mari Vera y música del “maestro Eugenio”, o las compuestas por Antonio García Chaves, musicalizadas otra vez por su indiscutible “capitán”, curtido en tantas lides musicales. Y los poemas de nuestros grandes poetas (Lorca, Alberti, Miguel Hernández). Y seguiremos escuchando la voz de Manolín Fernández. Azahares tiene historia, un rico pasado, y tiene futuro por delante.

Estamos en feria y las ferias no son para la tristeza. Nostalgia sí, pena no. El azahar es flor de alegría, de primavera, de eclosión de vida, colores y olores. Y la música de Azahares es explosión  de sentimientos, de vida y ancestros, de pueblo en armonía y ebullición de poesía. Y alegría, como en aquellas casetas, que también instalaron en el recinto ferial, con su nombre, para diversión de familiares, admiradores y amigos. Manolín se nos fue en su dimensión física, pero pervive en nuestros recuerdos y los corazones. La voz risueña no se apagará. En ésta, como en otras ferias, estará en todo momento presente. Animándonos, alegrándonos, empujando a Azahares a seguir siendo parte del espíritu de la fiesta. La historia nunca se pierde. Nuestras ferias tienen historia. Y, en ella, Manolín Fernández y el grupo Azahares, permanecen arraigados, como un elemento más. Y, ahora, con la flor del naranjo, vámonos a la feria. Alcemos una copa de fino y ¡Brindemos por Manolín y Azahares!


(Texto de mi artículo publicado en el Especial de la Feria de Mayo, de Diario Córdoba, en la edición de hoy)

miércoles, 13 de mayo de 2015

lunes, 11 de mayo de 2015

Y Raúl Castro se cayó del caballo, camino de Damasco... o de donde haga falta.


Se nos cuenta muy a menudo que Pablo de Tarso, el posterior San Pablo, era un judío encargado de perseguir a los cristianos, que, de camino a la ciudad de Damasco, se cayó del caballo y "vio la luz", convirtiéndose a la religión perseguida y pasando a ser uno de sus más célebres mentores. En estos días parece que hemos visto otra "caída de caballo", la de Raúl Castro, el heredero del "trono comunista cubano", vacante tras la "indisposición" de su hermano, el aguerrido y parlanchín Fidel Castro, líder de la "revolución cubana". Una revolución que se ganó el favor del pueblo de esa isla caribeña, gracias a la derrota del corrupto dictador Batista, y que luego derivó en régimen comunista al contar con el apoyo soviético, pues el anterior "amigo americano" del norte no vio con buenos ojos que la isla dejase de ser un burdel y un gran casino para solaz de los adinerados norteamericanos. Luego, el embargo (llamado incorrectamente "bloqueo" por ellos) que impusieron, tras el fracaso de los intentos de derribar por la fuerza al nuevo régimen insular, terminó por afianzar ese apoyo popular, lanzándose el partido único y las instituciones pantalla a propugnar el más fervoroso nacionalismo

Como las negociaciones para restablecer relaciones entre Cuba y Estados Unidos van bien, parece que el "monarca comunista" tiene que buscar nuevas amistades con las que cimentar el poder de su partido y su casta (¡oh, sí! esa sí que es una verdadera y férrea casta), ahora  que las viejas soflamas soviéticas no parece que sirvan para mucho. Así se ha acercado al Papa Francisco, que sigue con sus discursos innovadores, pero que caen bien (o al menos no levantan oleadas de protestas) a "progres" y "conservadores". Así que el viejo "nuevo mandatario" cubano ha encontrado una nueva fe con la que aliarse, aunque fuese vieja en el fondo. Y ha declarado que "Si el Papa sigue hablando así, les aseguro que yo terminaré rezando nuevamente y volveré a la Iglesia católica y no lo digo como una broma". Vamos, que se ha caído del caballo del tradicional ateísmo marxista, para aterrizar en las huellas dejadas por las sotanas en el polvo del camino de Damasco... o de donde sea. Con tal de mantener el poder, estos especialistas en burocracias caribeños, unas veces nacionalistas, otras marxistas, y ahora católicos, son capaces de cualquier cosa. Hasta de bautizarse. Pronto los vemos ayudando a misa. Lo malo para los feligreses es que vuelva Fidel y les endose una homilía de 15 horas. Se le va a acabar la Biblia en pocos días. 

viernes, 8 de mayo de 2015

La foto del viernes: flores


Como cada primavera hay flores en nuestro balcón. Ana se preocupa de que las rejas estén bien adornadas. Aunque esta vez el anticipo de verano que tenemos esté haciendo difícil que haya más abundancia que otras veces, pues no les ha dado tiempo para arraigar convenientemente a las nuevas plantas. El colorido, no obstante, alegra la vista. Ahora que ha empezado la segunda campaña electoral de este año (¡y las que nos quedan!), con los medios y las redes sociales repletos de mensajes políticos, prefiero reencontrarme este viernes (final de mi primera semana del trabajo recuperado) con la luz y el color de las plantas, que proporcionan algo de sosiego y paz espiritual, en medio de tanto mensaje y controversia. En Córdoba celebran el Concurso de Patios y el de Rejas y Balcones. Tal vez no ganarían estas flores, pero ¡qué bien sienta su contemplación! La vida se abre paso y siempre gana.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Luis Miravitlles


Cuando preparaba la entrada de ayer sobre Jesús Hermida y la llegada del ser humano a la Luna, una de la fotos, en la que se ve al periodista recientemente fallecido con otras personas, me hizo pensar en la que se ve en el centro de la imagen. Me era familiar su rostro. Entonces me acordé de unos programas de televisión que veía en la vieja tele en blanco y negro de mi casa en los años 60 y 70. Su nombre no conseguí recordarlo, pero la cara del presentador era la que aparecía junto a Hermida. Entonces, buscando y buscando, he podido reconocerle: era Luis Miravitlles, ese presentador de programas de televisión de divulgación científica que acostumbraba a ver en la época en que los viajes espaciales fueron algo esencial en nuestras vidas, gracias a la carrera espacial entre Estados Unidos y la URSS, con la apasionante llegada a la Luna como hazaña más sobresaliente. 


Luis Miravitlles era todo un señor, de noble empaque, elegante y cercano, que explicaba a las mil maravillas los avances científicos con un lenguaje asequible, incluso para un niño de pocos años, como era yo. Era profesor y eso se notaba, aunque también se portase como un excelente periodista. Recuerdo espacios dedicados a la computación (la informática incipiente) o a la química o la medicina que fueron deliciosos, además de los múltiples dedicados a la tecnología aeroespacial y la exploración del cosmos, con visitas a los lugares protagonistas de esas apasionantes "aventuras". Por eso estaba con Hermida en el momento de la narración del primer paso de un humano en nuestro satélite. Consiguió que la idea del futuro, como algo maravilloso y revolucionario, pero al alcance de la mano, se fundiese con la experiencia que estábamos viviendo traspasando las fronteras del planeta Tierra. Muchos de aquellos niños y jóvenes que presenciábamos sus explicaciones y reportajes, nada complejos, pero envueltos en cierto matiz de misterio (sin las truculencias de ciertos programas famosos de hoy día) que les hacía atractivos, nos ilusionamos con el poder de la ciencia


Sus programas tenían ese aire de rigor periodístico y calidad que se respiraba en los que se realizaban en los Estudios Miramar de Barcelona. Condujo espacios célebres como "Visado para el futuro" (1.963-65), "Las fronteras de la ciencia" (1966), "Misterios al descubierto" (1966-1970) y "La Prehistoria del futuro" (1974) y colaboró con Manuel Martín Ferrand en "Hora 15". Escribió libros muy vendidos y hasta hizo cine (1977-1979). Eran los tiempos en que la primera cadena de TVE (la única televisión que había) tenía espacio para programas de calidad, donde además se conjugaban entretenimiento y conocimiento, como en otro espacio que me encantaba, aunque no pudiese llegar al nivel de conocimientos de los participantes de entonces, por la edad, el concurso "Cesta y puntos".


Es cierto que más tarde (cuando ya hubiese podido concursar en el desaparecido programa comentado anteriormente) me tuve que decidir en mis estudios por una de las ramas en que en aquellos tiempos dividían el saber entre ciencias y letras, inclinándome por las letras, aunque, gracias a las enseñanzas de personas como Luis Miratvilles, me hubiera gustado cursar asignaturas en el bachillerato de ambas ramas. Fue una sorpresa encontrarme esa foto de la entrada de ayer y toda una alegría haber recordado al profesor Miravitlles.