martes, 22 de junio de 2010

Esos raros hierros de Cádiz

El sábado pasado estuvimos en una boda en Cádiz. Se casaron Lorena y Antonio, un primo de mi mujer, que además es lector asiduo de este blog. La ceremonia fue en la Iglesia del Carmen
 
Aparcamos en las cercanías, en un aparcamiento público que hay en la Plaza de San Antonio, donde está la Iglesia de San Antonio de Padua. Era la primera vez que yo estaba en Cádiz y como era temprano para volver a Jerez de la Frontera, donde era el convite, nos hicimos algunas fotos en el entorno y aprovechamos para tomar un café o refresco, en un establecimiento de la calle Ancha.

Como siempre voy pendiente de los detalles arquitectónicos, algo me llamó pronto la atención. Algo que se repetía en las fachadas de muchos edificios que había por las calles que recorrimos desde el aparcamiento hasta la iglesia. Y viceversa. Unos tubos verticales como los que veis en las fotos, sobre los zócalos de las fachadas. Los primeros en que me fijé eran así, como tubos fijados en el suelo y rematados con un codo curvo que unía el tubo de la fachada, separados unos centímetros de la pared. Lo primero que pensé es que “vaya forma de hacer las conexiones del agua potable tenían allí.” Pero me pareció rara la repetición de dichas tuberías. ¿Serán también para otros suministros, como el gas, por ejemplo?. Demasiados. Luego vi otros en más fachadas y de diversas formas y tamaños. Entonces me percaté que no eran tuberías, sino barras metálicas, como los de la foto en detalle. Se lo advertí a mi cuñado Miguel y también se quedó sorprendido. Eran similares a lañas o grapas, como las que en algunos edificios antiguos unen tramos de paramentos o arcos, para evitar su caída. Pero siempre unían el suelo con la pared, por encima y a la altura y algo separadas del zócalo. ¿Querían sostener el suelo a las fachadas?. ¿Temerían que el suelo se hundiese bajo sus pies en el fondo de la bahía?. Mi cuñado aprovechó la presencia de una paisano para preguntarle por la finalidad de esos elementos. El viandante nos dijo que era la primera vez que se percataba de ellos. “Serán para que la gente se vaya sujetando al andar por la calle”, nos dijo tan pancho. No nos quedamos contentos con la posible explicación. Vimos algunos cuyo zócalo era poco alto y estaban a su altura, unos treinta o cuarenta centímetros, no más. “Será para gente muy bajita”, nos dijimos entre bromas.


Otros elementos parecidos nos hizo pensar que se tratara de protecciones de las fachadas. Las calles de esa parte del casco antiguo de Cádiz son estrechas y tienen tráfico. Vimos esos otros claros protectores en esquinas, muchas de ellas redondeadas. Pero además de los hierros verticales, tenían pletinas horizontales, dando forma de malla. Aquí en Palma y en otros sitios tenemos algo igual para evitar que los vehículos, al girar, choquen con la esquina, pero son como arcos muy peraltados. Y no se sitúan en generalmente en línea de fachada. ¿Tienen esta finalidad?. ¿Tienen otra desconocida para forasteros como nosotros?. He buscado en internet y, aunque he encontrado imágenes, ejemplo de los mismos aditamentos, incluso en monumentos como la capilla del Hospital de Mujeres, como la que incluyo, no he conseguido obtener respuesta a nuestra pregunta. ¿Alguien puede responderla?. ¿Alguien, sea o no de la ciudad, sabe la finalidad de eso elementos?. Deseando estoy conocer la respuesta. ¿Qué opináis?.

19 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Pues mira que voy un par de veces al mes a Cádiz desde El Puerto de Santa María y no me había fijado, además aparco muchas veces en el parking de San Antonio, prometo investigarlo. Aunque no sé si estaré en lo correcto, estoy casi seguro que los gaditanos ya habrán pensado en aprovechar esos hierros para poner los candados de las motos y bicicletas.

SCHEVI dijo...

Eso de las motos y bicis también lo pensamos. No me extraña que lo hagan, con la falta de aparcamientos que hay.

Frasesfres©as dijo...

EN 2 PALABRAS: intrigante asunto.
EN 1 FRASE: te invito a mi blog.

Saludos.
(PD: los hierros parecen querer evitar el rozamiento de algo contra el zócalo de las fachadas)

SCHEVI dijo...

Bienvenido tocayo. Esa parece la razón más clara, pero....algún día lo sabremos.

Pasaré por tu blog, como me pides.

Un saludo.

Alfonso dijo...

No te lo puedo asegurar, pero me suena a sujección de los edificios por el material de la misma, la piedra coquinera que es muy porosa.
Por cierto, en la Iglesia del Carmen fue donde se hizo la misa antes de salir los soldados para luchar en la batalla de Trafalgar. Días más tardes, sus cadáveres pasaron por delante de Cádiz, llevados por la corriente; algunos lo recogieron en Sanlúcar de Barrameda. Tonto que es uno por la historia, y enamorado de Cádiz, siendo de Jerez, que ya es difícil , por la rivalidad ficticia a la que nos obligan :)

SCHEVI dijo...

Gracias Alfonso, ya tenemos otra posible explicación. Y gracias por tu aportación histórica. Tienes toda la razón cuando hablas de rivalidad obligada y ficticia. Son esas estupideces pueblerinas que no llevan nunca a nada bueno. A mí me encanta conocer la historia de los demás también y, como no, la de los sitios que visito. Así se entienden mejor muchas cosas que vemos. Seguiré buscando la razón de estos raros hierros que vi en Cádiz. Cuando lo consiga publicaré la solución al enigma. Un saludo.

Anónimo dijo...

puede ser para que los ejes de las ruedas (coches de caballos) no rocen la fachada, como antaño??? psss LÚI

SCHEVI dijo...

Sí esa es una opción, Lúi, de la misma especie que la que proponía Frasesfes@as. Es posible, y que se acostumbrasen a instalarlos incluso aunque no sea necesario. Tal vez, tal vez. Seguiré indagando.

Alfonso dijo...

Mañana voy al trabajo y tengo muchos compañeros de Cádiz, a ver que me cuentan jeje

Alfonso dijo...

He hablado con un compañero de Cádiz, son barras para proteger las esquinas y las paredes de los roces de los vehículos, sobre todo, camiones.
Como decía yo antes, la piedra coquinera es muy delicada, con lo que sí la rozas, la demoronas. Entonces repararla, aparte de cara, es complicada, porque habría que sacar el bloque entero, lo que implicaría poner en riesgo la seguridad del edificio.
Por el mismo motivo, hay esquinas donde en vez de barras, colocan antiguos cañoñes de artillería, que quedan bonitos, y también tienen esa función.
Pues eso :)

SCHEVI dijo...

Gracias, Alfonso, por tu información. Parece la más lógica. Por cierto, ¿la piedra coquinera es lo misma que la piedra ostionera?. He buscado el primer nombre y no he encontrado nada, mientras que de la ostionera hay abundante información, como material autóctono de Cádiz y tiene las característicasd de porosidad y delicadeza de la que hablas.
Un saludo.

Alfonso dijo...

Es ostionera, no coquinera, error mío, es que siempre me confundo de molusco :-p

SCHEVI dijo...

Hace días hice una consulta sobre estos hierros de las fachadas en una web de Cádiz. Creo que ya tenemos la solución al problema y debate planteado. La respuesta la podéis ver pulsando en el siguiente enlace:

http://www.gentedecadiz.com/?p=5470&cpage=1#comment-436

Antonio dijo...

Esos raros hierros muchos de ellos son del siglo 19 y 20, su comentido era para amarrar las bestias ( burros,caballos ) mientras se descargaban los materiales para los ultramarinos.

SCHEVI dijo...

Gracias, Antonio por tu opinión o explicación. Seguimos sumando respuestas a la pregunta intrigante.

Anónimo dijo...

Pues yo creo que era para atar a los caballos o a los coches de caballos que hacían cargas o llevaban personas porque esos hierros y cañones era para proteger a las fachadas del roce de los coches de caballos al girar, hay que tener en cuenta que un coche de caballos no tiene la capacidad de maniobra como un turismo hoy dia.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Gracias por tu información.

carlos dijo...

Pues yo no veo claro a las explicaciones que puedo leer.......
Unas barras puestas de esa manera al chocar una rueda destrozaria el eje del carro.No creo tampoco que sea para proteger las fachadas de las ruedas de coches y caminones....
No creo q sea necesaria tampoco una barra tan grande para amarrar los caballos no?
En las esquinas creo que si esta claro para que servian, pero esos tubos a lo largo de la fachada? ummmm no sé,no lo veo!!!!!
Bueno , si nadie me lo asegura , creo q me quedaré con la duda ....
Gracias

Francisco Javier Domínguez dijo...

Se ve que no hay unanimidad en la respuesta. Todavía sigue siendo un enigma por resolver esto de los hierros. Veremos si siguen opinando otros lectores. Gracias, Carlos, tus dudas nos estimulan a buscar la solución.