domingo, 14 de junio de 2015

Nueva corporación municipal en Palma del Río


Ayer, como en otros muchos ayuntamientos de España, tomaron posesión de sus cargos los nuevos concejales elegidos en los pasados comicios municipales del 24 mayo en Palma del Río. Fue, como en los últimos años, en el salón de actos del Convento de Santa Clara, un lugar que iba a ser destinado a ser sede municipal hace años. El acto se desarrolló sin incidentes, con una única anécdota, al serle entregada la medalla a la concejala por Izquierda Unida, Tatiana Campanario, pues no pudieron colocársela, al impedirlo el cordón que la sostiene, ya que esta concejala luce "rastas" que sobrepasan en volumen el largo de dicho cordón.

Por lo demás todo se desarrolló como estaba previsto, formándose la mesa de edad con Ramón Jubera (Ahora Palma) como presidente, al ser concejal de mayor edad, y con Ana Isabel Fernández (PSOE) como concejala de menor edad. Juraron o prometieron sus cargos, recibieron las medallas y luego votaron el alcalde. Todos los grupos presentaron sus candidatos, con lo que cada uno de ellos recibió únicamente los votos de su formación: José Antonio Ruiz Almenara (PSOE) 10 votos, Antonio Ramón Martín (PP) 4 votos, Ana Ramos (IU) 3 votos, Manuel López (PA) 2 votos, y Ramón Jubera (Ahora Palma) 2 votos. Al no obtener ninguno la mayoría absoluta fue proclamado alcalde el candidato de la lista más votada, como manda la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, José Antonio Ruiz Almenara, que inicia así su tercer mandato al frente del ayuntamiento palmeño. Posteriormente, tras la toma de posesión como alcalde y la entrega del bastón de mando, los diferentes cabezas de lista tomaron la palabra, y se dio por terminada la sesión.

Los nuevos componentes del Grupo Socialista posan con el primer alcalde de la era democrática, Manuel López Maraver 

Son muchos los nuevos concejales y concejalas respecto a la corporación saliente (14 de 21), aunque algunos vuelvan a serlo tras haber dejado el ayuntamiento en el pasado mandato (Pedro Velasco del PSOE, Manuel López del PA). Otros se estrenaban en las lides municipales, predominando una edad bastante joven. En el Grupo Socialista, de los diez, siete son nuevos en este mandato. De ellos destaco a dos personas (sin desmerecer las demás), las dos independientes. Esperanza Caro de la Barrera Martín, con la que me une amistad desde los tiempos de Vientos del Pueblo, pequeña empresaria y anteriormente técnico de cultura y gerente de la Mancomunidad del Alto Guadalquivir. Y Antonio Navarro Santiago ("Eliot"), que trabaja en la Imprenta Higueras y miembro de APANNEDIS, al tener un hijo con discapacidad, además de componente del Consejo Rector del Instituto Municipal de Bienestar Social, por las entidades sociales. Ambos trabajarán en ámbitos con los que tienen relación (desarrollo económico y bienestar social, respectivamente). Su apuesta ha sido importante en estos tiempos en que la política está tan desprestigiada, y me consta que son personas trabajadoras, honradas y comprometidas. Les deseo toda la buena suerte del mundo. Como al resto del grupo. De su buen hacer depende el destino y el bienestar de la ciudadanía palmeña en los próximos cuatro años.

2 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

«los diferentes cabezas de lista tomaron la palabra, y se dio por terminada la sesión»

Esto me parece una cosa muy bonita, sí señor. Dentro de lo protocolario (y a veces frío y 'descafeinado') del solemne acto de constitución de los nuevos ayuntamientos, a mí me parece que escasea mucho eso de que «los diferentes cabezas de lista tomaron la palabra».
Cosa bonita que debieran copiar todos los ayuntamientos e incluso, incorporarlo a los preceptos legales del protocolo para la constitución de los ayuntamientos.

Sí, sí; lo digo porque en muchos casos, el alcalde electo, cuando el presidente de la mesa de edad, le proclama como nuevo alcalde, le entrega el bastón de mando y etcétera, etcétera de las etcéteras..., el flamante alcalde pasa a ocupar el sillón principal del salón (el que hasta ese momento ocupaba el presidente de mesa) y se tira un discursito más o menos largo (o corto). Pero el resto de candidatos a esa solemne elección, 'no se comen ni un pimiento'.
De acuerdo. De acuerdo. Vale, vale. Sospecho que muchos de ellos, en muchos de los municipios, no tienen nada que discursar (o no saben o no valen o no quieren). O han salido cabreados o desangelados o decepcionados. Vale.

Oye, Francisco Javier, dile de mi parte al electo alcalde que enhorabuena y que sea para bien de la izquierda y de la justicia y el progreso de la mayoría de los palmeños. Que yo, por eso, bato mis palmas.

¡Hale!

Francisco Javier Domínguez dijo...

En Palma siempre han hablado los represententes de cada grupo (no son todavía formalmente portavoces) para exponer sus programas, ideas o propósitos futuros. O para felicitar a los recién incorporados. Para lo que quieran decir. Y es lo democrático. Pensaba que en todas partes era así.

Ya le daré al alcalde la enhorabuena de tu parte. Y ojalá se cumplan tus deseos, que son los míos también.