sábado, 4 de diciembre de 2010

Estado de alarma, por lo de los controladores aéreos

Ante la gravedad de los hechos, provocados por abandono de sus puestos de trabajo por parte de los controladores (que no huelga) el Gobierno ha aprobado un decreto, de acuerdo con lo que dispone la Constitución y la legislación de desarrollo, declarando el estado de alarma en todo el territorio nacional, durante quince días. El estado de cabreo, indignación, y la sensación de sentirse secuestrados  de los ciudadanos exigía una reacción inmediata y contundente. Y así ha sido, volviendo a sus puestos los controladores y empezando la vuelta a la normalidad. 

El PP ha seguido en su línea, diciendo que estaba para ayudar, pero poniendo palos en las ruedas. Así, el portavoz de este partido, Esteban González Pons, ha aprovechado el caso para insistir en su papel de poner en duda la veracidad de las declaraciones y actuación del Gobierno. Se ha hecho una serie de preguntas que recordaban más bien los diálogos de los protagonistas de la película Aterriza como puedas, del recientemente desaparecido Leslie Nielsen, por disparatadas y absurdas (por ejemplo, "Por qué, si pensaban que esto podía ocurrir, no adoptaron un plan alternativo de viajes, utilizando los trenes y dejando preparadas las carreteras", como si esto fuese una huelga legal con pre-aviso y decreto de servicios mínimos). Y también ha insistido en culpar a Zapatero de lo ocurrido, como con todo, acusándole de esconderse detrás de Rubalcaba, cuando su misma intervención demuestra que Rajoy tampoco ha salido a la palestra (nada más que para colgar un vídeo en su web, haciendo el paripé con sus compañeros de partido en Canarias). El colmo es que ha dicho además esto: "Se ha declarado esta mañana, por primera vez en nuestra historia constitucional, algo tan grave como es el estado de alarma, que conlleva la suspensión de derechos fundamentales, y el presidente de Gobierno no está para explicarlo"


Es una pena que estando tan cerca el 32 aniversario de la Constitución, tengamos que conmemorarlo con un estado de alarma, pero me quiere decir ¿qué decreto ha leído este señor?. Porque el que publica el BOE hoy no suspende derechos fundamentales. ¿Es que tenía preparado el discurso antes de la reunión del Gobierno, como tenían preparada la algarada, disfrazada de epidemia por estrés, los controladores?

10 comentarios:

María dijo...

¿Por qué es tan difícil que esto que tú explicas tan claro, lo entienda la gente?

Saludos

Animal Farm dijo...

Lamentable oportunismo del PP, como viene haciendo toda la legislatura. ¿Creen que somos idiotas? Estos señores y señoras están retratados hace tiempo y aún así parece que pueden ganar las próximas elecciones. lo que sería ya patético. Ojalá hubiera una reforma de la Ley electoral y ya que pienso que ningun partido merece mayoria absoluta, por lo menos no dependeriamos de pactos con nacionalismos especialistas en el chantaje político.
Lo dicho, el PP no es solución, que no nos engañen... Si el PSOE volviera a sus orígenes, en fin...

Jesús Herrera Peña dijo...

Yo quiero poner la atención en ese fenómeno tan fenomenal de unos empleados o asalariados QUE SÓLO ELLOS CONOCEN SU OFICIO; que no tienen a nadie por encima que lo conozca tan bien como ellos; que nadie nada más que ellos pueden dar formación del oficio a nuevos aspirantes; que entran nuevos empleados a ese trabajo y son ellos los que tienen la potestad de formar a unos y rechazar a otros. Así, olímpicamente.
QUE EL HECHO DE CONOCER SOLAMENTE ELLOS ESE OFICIO LES DA FUERZA, MUUUUUUUCHA FUERZA.
Que en estos momentos, haríamos bien con analizar un poquito ese fenómeno.
La organización del trabajo ha de ser de otra forma muy diferente. Que no hay que poner el carro delante de las mulas en cualquier trabajo para que —como en el pintoresco caso de los controladores— SEPA EL CURRANTE RASO MÁS QUE NADIE DE SUS MANDOS.

Te prometo que durante un tiempito de mi vida laboral yo he vivido esa sensación en primera persona. Esa misma sensación que vemos en los privilegiados controladores de aeropuertos, pero en plan pequeñito. Casi microscópico, comparado con esto de ahora de los puñeteros controladores aéreos, pero te explicaré, verás:
Mi oficio era el de probar aparatos de electrónica en una línea de fabricación, y reparar las posibles averías o fallos que surgieran en la fabricación.
Y cuando de vez en cuando surgía una avería muy difícil, no podíamos recurrir a que nos la resolvieran los mandos naturales porque ellos sabían menos que los curritos de abajo, de aquella línea de fabricación de aparatos electrónicos. (Es que en aquella fábrica, al más mierda, al más esquirol, al más pelota, al menos profesional, le hacían mando, encargado o como se diga). ¿Y los ingenieros? Bien, gracias. Arriba, en unos despachitos que tenían en la zona de oficinas; raramente bajaban al taller a mezclarse con el currito de "baja graduación".

Por eso, cuando surgía la avería difícil y jodida, teníamos que resolverla entre nosotros mismos, "los de la baja graduación", no había más remedio; —nunca faltaba un compañero que por ser más despierto que los demás, terminaba localizando y arreglando la avería—. Pero por eso, cuando llegaba algún nuevo, nos le ponían en nuestro puesto de trabajo para que le enseñáramos el oficio, y NOSOTROS NOS HACÍAMOS LOS FUERTES y solamente nos prestábamos a enseñar a los que no olieran a fachas, a derechosos o a esquiroles.
Bueno, total, resumiendo: Que esto es España.
No es fácil que aprendamos la necesaria lección porque España es España y no hay otra. Pero nadie me negará que es muy triste y criticable ese fenómeno laboral en el que el currito de baja graduación, sabe más del oficio que los asalariados con varios galones y ‘estrellas’ en la hipotética bocamanga de sus uniformes de trabajo.

Salú, libertá y felicidá

SCHEVI dijo...

Creo, María, que porque hay demasiados prejuicios, que nadie es "inocente" cuando abre la boca o actúa, porque últimamente todo vale con tal de cargarse el gobierno, hasta cargarse la economía del país. Da igual, el ansia de poder no tiene límites y se dicen barbaridades sin despeinarse. Solo hay que leer el real decreto (que es muy cortito) y se ve que no hay nada de lo que se acusa al gobierno. Pero, ¿para qué vamos a leer si ya tenemos "sacerdotes" (de la política también) que lo hacen por nosotros?. Es una pena el "borreguismo" que nos está adormeciendo y manipulando.

Saludos.

SCHEVI dijo...

Animal Farm, lamentable lo del PP y lamentable lo de Zarrías, que también ha animado el cotarro echando leña al fuego. Aunque la reunión de los controladores con el PP debería aclararse y si es verdad que todos los grupos lo hicieron.
Respecto a la reforma de la ley electoral me deja con dudas. ¿En qué consistiría, en rebajar la representación nacionalista?. Si el PP gana las elecciones, ¿pactaría con IU?. No sé, no sé.

SCHEVI dijo...

Jesús, me has recordado lo que me decía muchas veces un amigo mío, mecánico de automóviles. Que una vez llegó uno al taller con un problema y cuando fue a recoger el coche, el "currito" le dijo "este tornillo estaba roto", (enseñándoselo), "se lo he cambiado". Y el arreglo le costó un ojo de la cara. El cliente protestó airado por la factura "cuando solamente le habían cambiado un tornillo". Le replicaron que lo hubiese hecho él mismo. A lo que contestó que él no sabía que era solo eso. "Pues el saberlo es lo que le cobramos", terminaron diciéndole en el taller.

Los conocimientos son también mercancía en la empresa y el mercado de trabajo. Tienen un valor y un precio aunque sean conocimientos simples. Lo malo es que esos conocimientos se "administren" impidiendo que sean más los que los tienen para elevar los precios o salarios. Es el caso del monopolio de los controladores. Hay un verdadero secuestro del saber, para manipular el mercado. Ahí también hay que tomar medidas.

Anónimo dijo...

En una ocasión y a propósito de los aeropuertos, hice un comentario aquí, y dije que debido a determinadas circunstancias que se dieron en un aeropuerto, mi hija y yo nos sentimos como en un miniestado, dentro de una democracia. Pero lo de los controladores lo ha superado. Tengo que decir que el señor zarrias, está mejor callado a veces, y que el señor Pons estuvo como de costumbre, carroñero, cuando vi sus declaraciones senti verdadero asco, así que si estos van a gobernar, apañaos vamos.un saludo. LUI

SCHEVI dijo...

Sí, LUI a veces es de pena el panorama que nos dejan algunos. Y estoy de acuerdo contigo, porque yo también he sufrido a veces las "putadas" en los aeropuertos (como por ejemplo de la vuelta del viaje de novios), pero lo de los controladores ha sido ya el colmo. Recuerdo las imágenes de los encerrados en el hotel cuando coinciden con pasajeros afectados, y encima se reían. No tienen vergüenza. Un saludo.

Alfonso dijo...

Aquí está claro que se han pasado, y el gobierno ha actuado como tenía que actuar.
Estamos hablando de situaciones específicas que afectan a la ciudadanía.
Porque en el remoto caso de que los controladores llevaran razón, que a mí entender no la llevan, podrían hacer huelga como lo hacemos todos los trabajadores y trabajadoras.
O sea, avisando: huelga para tal día. Se ponen servicios mínimos y la ciudadanía ya sabe a que atenerse y se va en bus, tren o como quiera.
Pero ¿decir que se ponen malos estando bien todos de pronto? ESO ES MENTIR. Y quien tenga que ir a la cárcel que vaya.

SCHEVI dijo...

Eso es lo que fastidia y es lo más grave, Alfonso, que si tienen razón, también tienen el instrumento legal y constitucional para hacer valer sus derechos. No conculcar los derechos de los que le pagan el sueldo, utilizando el fraude.