jueves, 30 de diciembre de 2010

Charles Darwin y yo

Yo: ¿Qué tal, Mr. Darwin?

Darwin: No estamos mal, aunque haya mucho supersticioso todavía dando la lata.

Yo: Se refiere usted a los que defienden ese bodrio pseudo-científico al que llaman "teoría del diseño inteligente", ¿no?

Darwin: Efectivamente, caballero. Es sorprendente en estos tiempos, donde la ciencia ha avanzado tanto, que proliferen abanderados de mitos, amparándose en las universidades, los laboratorios y otros territorios del saber científico, simplemente para defender el creacionismo.

Yo: Cualquiera se cree con derecho a difundir los productos que fabrica su imaginación con la autoridad que le da un título universitario.

Darwin: Lo peor no es que use su autoridad, sino que la emplee para disfrazar como ciencia lo que es su creencia. Han pasado muchos siglos ya desde que los griegos empezaron a distinguir mito de logos, para que sigamos con estas cuitas.

Yo: Qué razón tiene usted, señor Darwin. Encantado de conocerle.

Darwin: Igualmente, caballero. Que nos veamos pronto.

4 comentarios:

emago dijo...

Ahí va esooooooo
La Teoría del Diseño Inteligente dice que “las causas inteligentes son necesarias para explicar la compleja información de las ricas estructuras de la biología y que estas causas son empíricamente detectables” Ciertas características biológicas desafían la explicación Darwiniana de “coincidencias fortuitas”. Ellas parecen haber sido diseñadas. Puesto que el diseño lógicamente necesita de un diseñador inteligente, la aparición del diseño es citado como evidencia para la existencia de un Diseñador. Hay tres argumentos primarios en la Teoría del Diseño Inteligente: (1) complejidad irreducible, (2) complejidad especifica, y (3) el principio antrópico.

SCHEVI dijo...

Fíjate, emago, que de tus mismas palabras queda claro que NO ES UNA TEORÍA CIENTÍFICA: "parecen haber sido diseñadas", "las causas inteligentes son necesarias", "el diseño necesita un diseñador". ¿Dan pruebas empíricas?. No, "parece", "necesita", son suposiciones, no comprobaciones. Y todo se basa en que "hay un diseño". Que ya es mucho suponer, ¿por qué tiene que haber un diseño?, ¿por qué alguien ha planeado previamente el resultado?. No se demuestra de ninguna manera. Y yo haría otra pregunta a los defensores de esta teoría (más bien creencia): ¿por qué alguien planeó que desaparecieran muchas especies, como los dinosaurios, que vivieron tantos miles de años, y los humanos vamos a ser tan importantes como para considerarnos el centro de la creación?. Como en ningún momento prueban la existencia del "diseñador", no espero respuesta.

Jesús Herrera Peña dijo...

A don Charles Darwin le encuentro muy bien conservado.
A ti también, Schevi perooooo..., ¡¡dónde va a parar!!

Hasta luego, que ya será 2011

SCHEVI dijo...

Es que a "mi especie" ha tenido más tiempo para evolucionar, jajaja

Hasta el año próximo, que entres con buen pie :-)