domingo, 28 de septiembre de 2014

El castillo de Almodóvar, un decorado de película


Todos los que vivimos en al Vega del Guadalquivir estamos acostumbrados a ver, sobre todo si pasamos por la carretera A-431, la impresionante mole del Castillo de Almodóvar. Una fortaleza de origen musulmán que corona un cerro en cuya ladera se sitúa la villa de nombre Almodóvar del Río, Carbula para los romanos. Un lugar históricamente estratégico para el control de las comunicaciones entre Córdoba y Sevilla, por la margen derecha del río Guadalquivir. El castillo lo reconstruyó a principios del siglo XX el Conde de Torralva, con los criterios de entonces, por lo que nos presentan un castillo con elementos tanto musulmanes como cristianos, echándole algo de imaginación. De ahí que se conserve bien y llame la atención su buen estado e imagen propia de los castillos de cuento que todos conservamos en nuestra memoria. 


La primera es una de las imágenes conocidas de la alcazaba. También os muestro otra no habitual, con nieve, ya que las nevadas no son frecuentes en esta zona. Cuando estuve en el colegio San Sebastián visitamos el Castillo de Almodóvar, algo que nos hizo mucha ilusión. Disfrutamos paseando por su interior, viendo salones, escaleras, armaduras, armamento, estandartes, torres y, sobre todo, en las mazmorras. Luego estuvimos en un colegio del Opus Dei que hay en esta ciudad, ya que el director de nuestro colegio era de la Obra, e intentaron convencernos sibilinamente de sus bondades; sin éxito, por cierto, pues la mayoría prefirió entretenerse en las pistas deportivas del centro.

Actualmente el castillo está regenteado por una empresa que ofrece múltiples servicios de hostelería y animación. Pero si hoy comento, aunque sea someramente, este monumento de la comarca es por el vídeo que alguien descubrió hace poco. Un spot publicitario de un conocido vermú italiano, hecho por los ingleses, que se rodó en el castillo y alrededores. En él se ven unos globos que aterrizan en el castillo para degustar la famosa bebida. Estética de los años 70, en un paisaje hermoso. Disfrutadlo.

2 comentarios:

jotaefe dijo...

Un video muy interesante y un anuncio muy bonito. Ma ha gustado, colega.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Los anuncios de Martini siempre se han caracterizado por su elegancia, buen gusto y por estar muy trabajados, representando muchas veces historias de lujo hermosos paisajes y protagonistas. No son unos cualquiera en materia publicitaria. Ni es el primer spot que publico de ellos. A mí también me gustó y no me pude resistir a incluirlo en el blog.