martes, 26 de mayo de 2015

Esperanza Aguirre y sus maquinaciones


Esperanza Aguirre fue presidenta de la Comunidad de Madrid gracias al "Tamayazo", cuando "alguien convenció" a dos diputados del PSOE para traicionar a su partido y así romper la mayoría que se había formado con IU con el fin de recuperar el gobierno de la Comunidad. Como siempre le pasa al PP se libraron de condenar a los corruptores y Esperanza fue durante años la "lideresa" del PP madrileño y la comunidad. Todo un referente arrogante de la derecha.

Hace años dimitió y anunció su retirada de la política para irse a trabajar de cazatalentos a una empresa, que le ha pagado sustanciosas cantidades (más o menos 1000 euros al día), según nos hemos enterado por una "filtración" de sus datos fiscales que denunció, acusando de paso a los responsables de su partido en el Ministerio de Hacienda. Pero volvió para ser candidata a la alcaldía madrileña, cosechando un sonoro fracaso, a pesar de haber sido su partido el que más votos ha tenido. 

El fracaso es que, de nuevo, las fuerzas de izquierda, si se unen, le dejarán con las ganas de suceder a Ana Botella (muy molesta por su relevo). Así que ha recordado esta tarde en rueda de prensa que volvió a la política, a pesar de sus promesas, para poner freno a Podemos, y, por tanto, a la candidatura Ahora Madrid, que apoya esta formación, además de otros grupos y personalidades independientes, como la misma candidata a la alcaldía, la jueza Manuela Carmena. Ha lanzado una oferta a Ciudadanos y al PSOE para agruparse por la alcaldía. Hemos sabido que incluso ofreció votar a Antonio Miguel Carmona, el candidato del PSOE, como alcalde, con tal de que no se sumase a Ahora Madrid, una oferta rechazada por Carmona. 

Otro "Tamayazo". Otra vez comprando voluntades para que traicionen a los suyos y hacerse con el gobierno municipal madrileño. Ha llegado a hablar de un bloque de partidos "de centro", metiendo al PSOE en el mismo saco que el PP, cuando hace dos días este partido era otra "bestia roja" que había que exterminar porque iba a hundir España. Así consigue, además, que los que dicen que PP y PSOE son la misma cosa se salgan con la suya y reventar la posible alianza de la izquierda madrileña. 

No tiene vergüenza esta señora, como ya ha demostrado muchas veces. Y el severo correctivo dado por las urnas (incluso ha sacado menos votos que Cifuentes, la otra candidata del PP, para la comunidad) no ha servido para que entre en razón. Otros dirigentes fracasados de su partido están en trance de dejar sus cargos, ella, sin embargo, no ceja en su deseo de seguir mandando (metiendo en más problemas a Rajoy, al pedir una refundación del PP) y lanza la idea de su "cruzada por el frente centrista". Queriendo pringar a los demás para arrastrar a los que antes eran enemigos mortales al abismo.

Espero que el PSOE no sucumba a los cantos de sirena de esta señora, especialista en rodearse de corruptos. Madrid (y España) se merece una limpieza. Y eso pasa por mandar al retiro, de verdad, a personajes como Esperanza Aguirre.

4 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

La original propuesta de la señora es interesantísima.
Vamos a ver:
Se confabulan en feliz contubernio las candidaturas local-madrileñas de PP + PSOE + Ciudadanos y de ese pacto tan natural, funciona el acuerdo de que todos ellos votarán para alcalde de Madrid el día de la constitución del nuevo ayuntamiento a Antonio Miguel Carmona que es la 2ª lista en votos.
Bien; muy bien. Seguimos.
Sale elegido como alcalde Antonio Miguel Carmona y acto seguido, la señora desata una feroz guerra sin cuartel contra Antonio Miguel Carmona que le mancha de mierda a él y por ósmosis mancha al propio PSOE.
Antonio Miguel Carmona, cautivo y desarmado, tiene que realizar el acto de pedir la confianza al pleno del ayuntamiento madrileño. El ayuntamiento pleno no se la otorga. Tiene que dimitir (o le hace dimitir la señora a base de ponerle una moción de censura de "aquí te espero").

Acto final: Carmona sale por la puerta de los carros y de paso mancha a un partido que está necesitado de detergentes y no de manchas. La jugada, desde los ojos de la señora, es genial. No se le podía haber ocurrido nada mejor.

Yo creo que lo más acertado sería aplicar esta fórmula matemática:
Carmena es a Carmona como Esperanza es a equis.
De donde se deduce que equis es igual al cabreo de mucha mala perdedora, cabrona, embadurnadora, "liberal" y de las jon..........

Francisco Javier Domínguez dijo...

Trampa, lo de Espe es una asquerosa trampa para sacar tajada ella

ohma dijo...

Pues esta tipa parece que gusta a mucha gente aunque nos repatee a muchos más.
En mi opinión ha insultado al Psoe tratándolo de tonto. Pero quien coño va a querer aliarse con un partido que están lanzando al abismo? Sería una jugada suicida si los socialistas aceptasen.
Hasra ellos mismos están abandonando el partido en desbandada. Ven que el futuro es negro.
Saludos.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Eso mismo opino yo, Ohma, sería suicida aceptar la trampa de Aguirre. O mejor dicho, trampas, pues ya ha lanzado tres ofertas diferentes que han levantado polvareda. ¡Hasta ha pedido un gobierno de concentración con Podemos y los demás! Y, como siempre, ha echado la culpa a los problemas de comunicación, cuando le han puesto de manifiesto sus contradicciones. Yo creo que lo que debería hacer es jubilarse definitivamente.