jueves, 14 de febrero de 2013

La Tierra no gira alrededor del Sol


No, no, no es que me haya vuelto loco en estos días de preparación de mi examen de Derecho Mercantil. Es lo que nos da a entender el ABC en un artículo que publicaron hace unos días, a cuento de escribir algo sobre un libro que ha salido a la luz recientemente. ¿Os acordáis del "método científico" que "descubrió" el diario fundado por Torcuato Luca de Tena para demostrar que eran falsos los llamados "papeles de Bárcenas" que había publicado la competencia, el diario El País? Pues este periódico lanza a los cuatro vientos la noticia de que otros dos científicos, otros  matemáticos, han publicado un libro reivindicando el geocentrismo, frente al heliocentrismo. Es decir, que no es la Tierra la que gira alrededor del Sol, sino al revés, pues la Tierra es el centro del Universo. 

¿Cuales son los argumentos científicos para defender esta tesis, que recogen Juan Carlos Gorostizaga, matemático de la Universidad del País Vasco, y Milenko Bernadic, doctor en matemáticas por la Universidad de Murcia, en su libro "Sin embargo no se mueve"? No los conocemos, el periódico no nos los cuenta, como sí hacía con la teoría del que aplicaba la Ley de Benford. Un párrafo nos lleva a un equívoco incluso: 

"Aunque sus teorías contradicen todo lo comúnmente aceptado por la comunidad científica y resultan un auténtico despropósito para cualquiera con sentido común, Gorostizaga asegura que su libro (que tiene un precio de 15 euros en internet), está indicado especialmente para «católicos con buena formación en ciencias»."


Parece que tacha a los sesudos "científicos" de falta "de sentido común" por formular un "despropósito", pero luego, pasado el susto inicial, se calma el cronista ya que el libro está especialmente recomendado para los "católicos con buena formación en ciencia". El subtítulo de la obra comentada (y recomendada) es clarificador: "Geocentrismo desde la perspectiva de la razón y la fe". Nos dicen que la apariencia de lo que vemos cuando miramos al cielo es la pura realidad. El Universo gira alrededor de la Tierra, que está en su centro. No nos explican por qué se producen las estaciones en nuestro territorio, por qué los días son más largos en verano que en invierno, por qué los años tienen 365 días (no de un giro de la Tierra, sino de una vuelta del Sol a la Tierra cada 24 horas según ellos), por qué se dan lo ciclos lunares cada 29,5 días... Nada. Según estos sesudos matemáticos, nada es como nos explican los métodos científicos triunfantes en los tiempos modernos, sino como nos explicaban los "sabios" cuyo saber se basaba en su observación absorta la cosmos... y como nos demuestra La Biblia. Claro, la fe y la razón de acuerdo. O sea, la razón subordinada a la fe. Algo "indicado especialmente para católicos con buena formación en ciencias". 


Vivimos tiempos de crisis, en muchos aspectos. Y la turbación que provoca hace florecer a los fundamentalistas, los que quieren imponer sus creencias basadas en pocas y firmes convicciones, sin demostrar nada, solo por la autoridad. Eso es lo que quieren estos "pensadores científicos": imponer su fe a la ciencia. Y no disimulan el intento. Para ellos la "palabra revelada" es la verdad y los métodos empíricos y científicos no sirven si no confirman la "verdad revelada", como defienden otros fanáticos que están tan de moda en estos tiempos. Hasta el ABC se suma a la campaña de difusión de estas teorías que pretenden subordinar la ciencia a sus "Sagradas Escrituras". 


En estos momentos en que para algunos la zozobra les corroe con la dimisión anunciada del actual Vicario de Cristo en la Tierra, no es de extrañar que lo más rancio de los teólogos intente de nuevo apropiarse del saber, imponiendo sus tesis. Galileo no llegó a ser rehabilitado, a pesar del perdón pedido por su condena. El mismo Ratzinger llegó a decir que la Iglesia de la época de su proceso se atenía más estrictamente a la razón que el propio Galileo, que la sentencia de la Inquisición contra él fue razonable y justa. Hoy día, cuando en el Vaticano se mueven las diversas facciones en lucha por el papado (reconocida por el mismo Benedicto XVI) algunos en España hacen campaña por el oscurantismo medieval y refutan con argumentos teológicos, que disfrazan de científicos, lo que todos sabemos gracias a eminencias como Galileo o Darwin. La política también está detrás de esto. Las mentes reaccionarias pugnan por eliminar derechos y se aprovechan de la crisis para someter a los seres humanos que empezaron a emanciparse con la Revolución Francesa. El saber científico ayudó a lograr la libertad, y eso lo saben los reaccionarios. Debemos estar en guardia y no tomarnos a chanza estas estupideces que publican algunos como si fuesen inofensivas. Alguien quiere que volvamos a los tiempos oscuros y sometidos a la tiranía. Y se está encargando de abonar el terreno.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento desilusionarte, pero hasta la fecha no existe ningún trabajo o estudio, que demuestre el movimiento de la Tierra, y de esto no tiene la culpa la iglesia.

Francisco Javier Domínguez dijo...

No me desilusionas, aunque lo desees, pues esos estudios sí existen. Pero son científicos. Los que no existen son los estudios teológicos. Pues no son estudios, sino repertorios de dogmas impuestos por la voluntad.

Jose Fontán dijo...

Me encantaría meterle caña al ABC, sería un placer, es por eso que al leer tu artículo, me puse a buscar en la hemeroteca del periódico, la noticia a la que te refieres y sorpresa, no encontré la más mínima referencia. Antes de hacer ningún comentario o publicar algo en internet, me gusta informarme antes para no equivocarme, pero se bien que eso no lo hace todo el mundo, está de moda copiar y pegar sin tener idéa de lo que publicamos. Así que artículos como este, lo que hacen en lugar de desprestigiar al criticado, es darles la razón a sus partidarios, que se deben pensar que no somos más que ganado, o al menos así nos tratan.

Francisco Javier Domínguez dijo...

No sé cómo has buscado en la hemeroteca de ABC, José, pero el artículo existe. Basta con que te hubieses detenido en el texto de mi entrada y hubieses pinchado al final del primer párrafo, en la frase: Es decir, que no es la Tierra la que gira alrededor del Sol, sino al revés, pues la Tierra es el centro del Universo. Allí te conduce al enlace de la publicación digital de este diario. Acabo de pinchar y me ha salido. Así que mejor que no saques conclusiones a la ligera. Por si quieres verlo, te dejo el enlace, copia y pega en tu navegador y podrás leerlo:
http://www.abc.es/ciencia/20130205/abci-fisico-vasco-afirma-tierra-201302051334.html?goback=%2Egde_1791695_member_211717447