miércoles, 14 de mayo de 2014

El sobre

Esta mañana he tenido correo. En mi buzón había varias cosas. Yo he recibido un sobre, que estaba vuelto del revés sobre mi mesa... ¡Cáspita! un sobre para mí. Me he acordado de un tal Luis. Uno que repartía sobres a los dirigentes de su partido, según su propia confesión ante el juez, conteniendo sobresueldos. Recientemente hemos tenido noticia de que otro político relevante también tenía varias cuentas en Suiza, como Don Luis. Que compartía con un sobrino de Manuel Fraga, también de nombre Luis, antiguo senador del PP, el mismo agente bancario. Y ahora me mandan a mí un sobre. ¿Qué leches es esto? ¿Seré yo el político relevante, la PEP ("persona políticamente expuesta", según la terminología de estas empresas financieras)?


Abro el sobre y ¡oh, sorpresa! es del PP, pero en el anverso aparece la inscripción "ENVIOS POSTALES DE PROPAGANDA ELECTORAL". Menudo susto, era la papeleta de voto para las Elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo. Deberían haber advertido en el exterior del sobre, como hacen otras candidaturas, a qué partido pertenece. No he tenido más remedio que abrir el sobre sin remitente conocido, mirando previamente a cada lado, por si había alguna cámara registrando el hecho. Solo estaba la papeleta y una carta de Rajoy y otra de Cañete, esta vez sin disfrazarse de Papá Pitufo. Venía de donde temía, pero sin sorpresas. Claro que, también he pensado que si apareciese el logo del partido en el exterior del sobre, seríamos muchos los que lo arrojásemos al contenedor de papel para reciclar, sin abrirlo siquiera. Por eso no pondrán nada. Al menos me he llevado el alivio de que no me consideran uno de los suyos y que el sobre no contenía nada más, algo más comprometedor. Claro que, ni aunque hubiese habido contenido "más sustancioso", se me ocurriría votarles. Ya saben, si reciben un sobre sospechoso, no se preocupen... salvo si tienen cuenta en Suiza.

4 comentarios:

María A. Marín dijo...

Yo he estado tentada de hacer lo mismo esta mañana, pero resulta que en el encabezamiento de las cartas del pp vienen todos mis datos. Así que abro el sobre, rompo mis datos y entonces sí, han ido al contenedor correspondiente.

¡Qué semanita y media nos espera amigo!

Jesús Herrera Peña dijo...

Bueno, no hay que alarmarse. No hay que exagerar,
A mí, hasta ahora, me han llegado dos sobres de "propaganda electoral". Los dos vienen iguales que el que retratas en este artículo.
Uno de ellos tenía dentro la propaganda electoral del PP y el otro, la de IU.
Ninguno traía logotipo de partido.
Quizá no esté contemplado en la normativa que Correos tiene para el reparto de este tipo de cartas tan singulares.
Eso de los sobres no es lo peor que nos puede suceder a la mayoría de los españoles; lo peor es (y parece ser que se cumplirá) que vuelva a ganar las elecciones europedas ese partido que algunos lo denominan el Partido Podrido.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Yo también me encargaré de quitar mis datos de la carta del PP, María, antes de ir al contenedor. Porque a la urna no va a ir nada de lo que viene en ese sobre.

Echémosle paciencia.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Pues repasando la normativa aprobada por el consejo de ministros sobre envíos por correo leemos: "No será obligatorio consignar en su cubierta el nombre y domicilio del grupo político remitente, ni tampoco la sigla o símbolo que lo identifique."
Es decir, se puede poner el remitente y sus logos, aunque no sea obligatorio.
Ver: http://www.boe.es/boe/dias/2014/04/25/pdfs/BOE-A-2014-4426.pdf

Eso me confirma que lo pueden haber ocultado deliberadamente. También he recibido propaganda de IU (en este caso de Andalucía) y tiene la identificación. Y la del POSE-A también, aunque ésta no entra entre los envíos "baratos" que contempla el acuerdo del consejo de ministros.

Por otra parte, lo que he publicado es una broma, escrita a mi manera, que circula por internet. Comparto tu preocupación: lo más grave es que puede ganar otra vez el PP las elecciones, a pesar de las barbaridades que nos han perpetrado en estos años de gobierno.