domingo, 25 de mayo de 2014

La Champions y los cuernos


El Real Madrid ganó ayer el partido de la final de la Champions al Atlético de Madrid, y no voy a entrar en detalles deportivos. A mí ni me va ni me viene, aunque da penilla que el equipo "David" no hubiese dado una lección al equipo "Goliat". Da igual, ¡Felicidades al Real Madrid!, por su décima copa. El titular del post viene por otros motivos. No vi por televisión la mayoría del encuentro, pero sí gran parte de la prórroga, mientras cenábamos. Así que, para mí y muchos espectadores, lo llamativo fue la celebración de Florentino Pérez de los goles.


Fue el único que se levantó eufórico, a pesar de estar en el palco presidencial. Algunos de los presentes no se habían cortado a la hora de manifestar sus preferencias merengues, pero guardaron la compostura. Florentino no. Y, para colmo, estaba sentado al lado de Rajoy, con el que se comportó fríamente. Que también es madridista, por cierto. Aquí viene el "olor a cuerno quedado". Todo el mundo se dio cuenta de que sus preferencias iban por otro lado, pues vimos cómo se levantó varias veces a celebrar los goles, desplazándose a otra parte del palco, donde estaba José María Aznar, con el que estrechó su mano entusiasmado


Mientras Rajoy se quedaba pasmado en su asiento, contemplando con resignación "mariana" la escena. "Flo" prefería "al otro". El "presi" de ahora no pinta nada, cuando coincide con el líder de los amores del presidente merengón. Y de otros destacados peperos de carné, ideología, o de sentimiento. Todo un poema la cara de Rajoy, y toda una metáfora sangrante sobre el "liderazgo mariano". Ya sabemos que las relaciones entre Florentino y Jose Mari son muy estrechas, llegando incluso a haber colaborado aquel en el intento frustrado de Aznar de hacerse con la presidencia del club de Chamartín. Pero el protocolo es el protocolo, y Florentino debería haber sido menos explícito con Aznar, teniendo a su lado al presidente del gobierno y del partido con el que simpatiza. El pobre Mariano se vio ayer "como la otra" en lugar de la "legítima". Menudos "cuernos" empitonaron ayer la final.

4 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

Si ya, hasta Florentino Pérez saluda los goles del fúrbol con el puño cerrado, ¡¡madición!!, rojos y proletarios de todo el mundo: dejad de hacer el saludo con el puño cerrado, eso es de ultraderechistas.

Buascaos otra manera de saludar...

Francisco Javier Domínguez dijo...

Lo manipulan y manosean todo.

Unknown dijo...

Ay, ay! Donde no hay mata no hay patata. Vamos ni una mijilla de sentido común. A mí, me fastidió un poquillo la décima.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Florentino es la voz de su amo. Y pijo ne es ser educado.