lunes, 23 de junio de 2014

Los asuntos de familia se tratan en familia


Esa ha sido la respuesta a un periodista que ha ofrecido Alberto Ruiz-Gallardón, cuando le han preguntado por el accidente de tráfico donde se ha visto implicado un hijo suyo, dándose a la fuga. Para el Ministro de Justicia, paradójicamente, un asunto así, donde hay un perjudicado por la conducta de un tercero, es un asunto privado, que se resuelve en el ámbito privado, no en el público. Ya tenemos muestras más que suficientes de casos donde ha concedido indultos a personas condenadas por los tribunales, como el caso del conductor kamikaze o el del guardia civil que grabó unos abusos sexuales sin intervenir para ayudar a la víctima. Parece como si aplicase una doctrina por la que estos asuntos deben sustraerse del poder coactivo del Estado, deben excluirse de la acción de la Justicia pública. Como si se pudiesen solucionar en el mundo de los particulares, donde, como sabemos desde hace miles de años de Historia, el más fuerte es el que manda y el que impone su voluntad como si fuese la ley. 

Eso me ha recordado una película, o mejor dicho, una trilogía de películas basadas en una novela famosa: El padrino. En ellas se nos muestran los "valores" de los protagonistas, donde "la familia" cobra una importancia especial, y es el ámbito donde se ventilan los asuntos conflictivos, a su manera, fuera de las normas que nos aplican al resto de los mortales. Hay frases que dan realce a la familia como algo fundamental en el cosmos particular de estos personajes: 

"Toda mi vida he luchado por proteger a mi familia." - Michael Corleone 
"Nunca digas lo que piensas a alguien fuera de la familia."- Vito Corleone le dice a su hijo Sonny.
"¿Vives con tu familia?. Bien, porque un hombre que no vive con su familia no puede ser un hombre " - Vito Corleone a Johnny Fontane



A esto me ha recordado la respuesta de Gallardón. Que este tipo sea Ministro de Justicia, precisamente, hace más repugnante esta evasiva. La sensación de impunidad que dan algunos poderosos es cada vez más insoportable para la mayoría de la población. La igualdad ante la ley sigue siendo un objetivo a conseguir. La privatización de la justicia que nos quieren imponer los gobernantes hace que este objetivo sea cada vez más lejano.

2 comentarios:

María A. Marín dijo...

No es más que otra burrada del que yo pensaba era el más a la izquierda de la derecha y mira tú por donde...

Francisco Javier Domínguez dijo...

Eso pensaban muchos, que era la izquierda de la derecha. Algo falso. Su mismo padre, José María Ruiz Gallardón, fiel escudero de Fraga lo sabía. Cuenta Gregorio Peces-Barba que una vez le dijo al padre: "Con lo conservador que eres, cómo te dejas explotar por Fraga". Éste le contestó: "¿Conservador yo?, tenías que conocer a mi hijo Alberto. Ese sí que es de derechas". Con el tiempo se están confirmando las palabras del padre. Alberto es la derecha de la derecha. Lo más rancio.
Aquí lo cuenta: http://elpais.com/elpais/2012/02/10/opinion/1328901419_124375.html