jueves, 20 de noviembre de 2014

7 años del blog Celtibético


Los siete días de la semana, las siete vidas de un gato, las siete notas del pentagrama, los siete pecados capitales, los siete sabios de Grecia, Blancanieves y los siete enanitos, el siete es un número especial desde hace miles de años. Y siete son los años que cumple mi blog, Celtibético. Desde aquel 20 de noviembre de 2007 (dos mil "siete", precisamente) en que empecé a escribir publicando para la red mundial mis pensamientos, opiniones, mis garabatos sobre el nuevo "papel blanco" que nos proporciona internet, gracias al lenguaje HTML. Son 2.303 entradas (incluida ésta), para 421.068 visitas (según mi contador) o 685.380 (según el contador interno) con todos sus "clicks". Con sus aciertos y sus errores, con sus seguidores y sus detractores, con fracasos de audiencia y con éxitos de visitas y comentarios. Con secciones de todo tipo, unas celebradas (por ejemplo, la "Geografía evocadora palmeña", que tantos amigos/as me ha conseguido), otras menos y hasta ignoradas. Siempre intentando expresar con sinceridad y cariño mis inquietudes. 7 años de vida para mi página web, cuya supervivencia depende de mis ganas (que no siempre se mantienen igual, por tantas vicisitudes) y sobre todo de los lectores, porque se visita, se lee, se copia... y hasta hay quien la considera interesante. Porque hay lectores, este blog perdura y no se ha quedado en una simple experiencia onanista sin visibilidad. Ya sé que Cayetana le ha quitado hoy protagonismo, como también habrá algunos y algunas más interesados en saber si por fin la Pantoja ha entrado en prisión, pero hoy me apetecía felicitar al blog por su cumpleaños. Y a vosotros/as también. Gracias por estar o pasar por aquí. 

6 comentarios:

José Felipe dijo...

La verdad es que mantener un blog a lo largo de siete años es una tarea que no es moco de pavo y, sobre todo, mantenerlo con unos niveles excelentes en cuanto a su contenido y fidelidad a una linea de pensamiento. Un abrazo bloguero y mi enhorabuena más afectuosa.

María A. Marín dijo...

Felicidades.
Para ti y para tus lectores por leerte.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Pues sí, José Felipe, tiene su miga la cosa. Hay momentos en que es fácil llevarlo y otros en que te dan ganas de dejarlo. A lo largo del tiempo es gratificante. Un abrazo y muchas gracias.

Francisco Javier Domínguez dijo...

Muchas gracias, María. Hay que felicitar a los lectores y, pienso, que algunas veces habría que consolarles por tener presente a este "pesao" durante todos estos años. Jajaja.

María A. Marín dijo...

Nada de eso, de pesao nada.
Es para mí una felicitación poder leerte, aunque no siempre te comente.
:(

Saludos chipioneros

Francisco Javier Domínguez dijo...

Gracias de nuevo, María. Era broma, por supuesto (aunque haya quien sí me considere un plasta). Saludos.