martes, 4 de noviembre de 2014

Referéndum, consulta o lo que sea


Esta semana los catalanes siguen llamados a las urnas, pese a las suspensiones ordenada por el Tribunal Constitucional, a instancias del gobierno de Rajoy. Quedan pocos días para que llegue la fecha anunciada para la consulta, antes referéndum. Hoy lo que sea. ¿Qué pasará? ¿Impedirán la consulta con los medios legales? ¿Se producirán altercados? Algunos hablan de choque de trenes. Yo, más bien, veo un choque entre pequeños utilitarios, como los que sufrieron el accidente de la foto. No porque no sea un problema de entidad, sino por la baja calidad de los "vehículos", incapaces de conseguir buenas prestaciones en confort, mecánica, velocidad, etc. Dos nacionalismos enfrentados que prefieren abollar sus carrocerías a encontrar un lugar idóneo donde aparcar sus diferencias, para hacer el trayecto juntos. El choque como metáfora, el siniestro como resultado, el accidente como política. Lástima.

2 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

¡¡Hombre!! También el choque (o simple abolladura) entre el 600 nacionalcatalán y el 600 nacionalespañol, sirve para que estemos un poco distraídos.
Hay ahora en la España entera tantas cosas serias a las que prestar atención... que... no sé... no séééé

Francisco Javier Domínguez dijo...

Llevo pensando mucho tiempo que todo este conflicto o choque de coches que nos espera mañana no es sino una distracción para que no se hable de los problemas fundamentales que tenemos.