viernes, 11 de marzo de 2011

11 M, nuevamente trágico


Hace siete años España empezó un día como este sobresaltada por el atentado terrorista islamista en varias estaciones de tren de Madrid y zonas cercanas. Hubo 190 personas muertas (192 según algunos, porque una de las víctimas era una mujer embarazada, cuyo hijo murió posteriormente, y otro fue un geo que murió cuando los suicidios de Leganés) y 1.858 heridos. Todavía recordamos con horror aquellos hechos, y con tristeza a las víctimas de aquellas bombas. Incluso, hoy día,algunos nos quieren seguir engañando como hizo el gobierno del PP durante los días siguientes con el fin de que la gente creyera que era ETA, porque si era así la gente les iba a votar masivamente en las elecciones generales del día 14.


Esta mañana nos hemos enterado de un terremoto en la costa norte de Japón, que ha causado la muerte a centenares de personas y ha ocasionado la desaparición de más de 80.000. También ha provocado tsunamis, que han puesto en alerta a toda la costa del océano Pacífico americana y de otras zonas de Asia y Oceanía. Se habla de que es el mayor terremoto de los últimos 140 años. Otra fecha trágica donde la Naturaleza nos demuestra lo pequeño y débiles que somos los seres humanos. Otro 11M terrible.



Está claro que esta fecha quedará en la memoria contemporánea como una de las más terribles, más dramáticas, más tristes. Una fecha amarga.


2 comentarios:

jose angel dijo...

Hace siete años, el 11 M cuando estaba desayunando encendi la tele y vi lo que estaba pasando. Nunca había sentido el terrorismo tancerca y sobre todo nunca pense que iba a tener primero miedo y luego desazón por no saber que hacer, si se podía hacer algo.
Me apresuré a llegar a la oficina porque pensaba que si la catastrofe era mayor en las empresas sería mas facil saber que hacer y si era posible ayudar sería mejor desde allí. Por el camino me llamaron unos buenos amigos de Barcelona preocupados por lo que estba pasando y por mi familia y yo mismo. Ese día necesitabamos ayudar, que alguien nos dijera que podiamos hacer, Madrid se paralizó. Es en momentos así, cuando las autoridades pueden mostrar su voluntad de servicio y cuando agradecemos que alguien nos dirija y se haga cargo de orgaizarnos. Ante la gran desgracia de Japón, no deja de asmbrarme la cultura de un pueblo que se pone al servicio de la colectividad preguntando que deben hacer y dispuestos a obedecer las directrices marcadas por su administración.
Pero situaciones así también destapan la mezquindad de quienes son capaces de por encima de todo poner el único interés de su beneficio. Cuando en el PP sean capaces de digerir esto puede que algunos le devolvamos el respeto, que es mucho más importante que el voto, al menos para quienes vivimos el tema tan cerca.

SCHEVI dijo...

Como dices en momentos como estos es cuando se pone en evidencia la sensibilidad y solidaridad de los seres humanos. Casi toda España se conmivió con lo que pasó aquel día. Y lo que vimos en Madrid prueba que somos capaces de ayudarnos, aunque no sepamos cómo hacerlo. Los japoneses son de carácter e historia más disciplinada. Pero les mueven los mismos sentimientos.

Respecto a lo del PP, estoy de acuerdo. No entiendo las ganas de enredar que tienen. Es repugnante.