miércoles, 9 de enero de 2008

Aclaración

Alguien se preguntará quién es el autor del artículo que comentaba en el post anterior. Yo también me lo pregunté, y fíjense la información que he encontrado:
Guillermo Elizalde Monroset es colaborador de la Fundación Burke, que lleva el nombre de un político británico, Edmund Buke, cuyos rasgos biográficos principales son: Nacido en Dublín en 1729, se educó en el seno de una familia protestante. Miembro del partido whig, el ala liberal de la aristocracia británica. Criticó con dureza los principios democráticos de la Revolución Francesa en su obra "Reflections on the Revolution in France", publicada en 1790. Postulaba el "principio de intervención", por el cual los Estados estaban legitimados para intervenir en otros Estados si consideraba que en ellos se estaba pervirtiendo el orden natural, dando lugar a la anarquía, la tiranía o el desorden.

La Fundación Burke recoge en su web lo siguiente:

La Fundación BURKE nace en enero de 2006 con el propósito de convertirse en una institución de referencia en el panorama cultural español, con la misión de profundizar y difundir los principios tradicionales del pensamiento conservador, y de este modo contribuir a una sociedad más libre, justa y virtuosa.

Creemos que las ideas tienen consecuencias. Por ello, queremos proponer a la sociedad española aquellas ideas que han forjado la civilización occidental. Nuestra civilización es la síntesis de la filosofía griega, el derecho romano y el cristianismo. De esta síntesis derivan los principios del modelo político y social de Occidente, que han permitido el florecimiento de la libertad: gobierno limitado, libertad individual, responsabilidad personal, sometimiento del poder al Derecho, economía libre y una invariante moral para el orden político.

La fundación está dirigida por varios órganos, en el Patronato de Honor, entre otros miembros, encontramos a SANTIAGO MILANS DEL BOSCH. ¿Quién es este personaje con apellidos tan “sugerentes”?. Santiago es sobrino del ex general Milans del Bosch, capitán general de Valencia durante el intento de golpe de Estado del 23-F, que sacó los tanques a la calle y dictó un bando prohibiendo los partidos políticos, decretando el toque de queda y apoyando el golpe, y fue condenado por su intervención en el frustrado intento por acabar con la democracia en este país.

Pués el sobrino no era menos peligroso, fue absuelto de participar en un atentado ultra en Valladolid, pero según la sentencia:
Santiago Milans del Bosch se enteró de lo ocurrido por la Prensa, y sospechó que en la acción pudiera estar implicado su hermano Alfonso (que se encuentra huido) porque lo encontró muy nervioso y sabía que el día anterior había estado en Valladolid. Alfonso le contó luego su intervención y le dijo que los instrumentos utilizados en el ataque, entre los que figuraba una pistola, los tenía Rafael Hernández Merino.

La sentencia señala que Santiago, con el fin de ayudar a su hermano, se trasladó a Valladolid, donde recogió un paquete, que entre otras cosas contenía la pistola utilizada en el asalto al bar, y al regresar a Madrid arrojó el paquete al Duero a su paso por Tordesi¡las. El texto judicial recuerda que el procesado era militante de los partidos Fuerza Joven y Frente de la Juventud, y había protagonizado en Valladolid agresiones de palabra y obra a personas de otra ideología política, por las que fue detenido y puesto a disposición judicial, así como por alteraciones del orden público.

La Audiencia absuelve a Milans del Bosch por entender que obró movido por sentimientos de fraternidad hacia su hermano Alfonso, por lo que "hay motivos para excluirle de responsabilidad".

El tribunal considera, sin embargo, que la exención de responsabilidad penal no afecta a la responsabilidad civil.

El País J. Y. - Madrid - 11/10/1985

Mira por donde tenemos a fascistas defendiendo la ideología liberal-conservadora. El pasado no se puede ocultar. Y "la cabra siempre tira al monte", se disfracen de lo que se disfracen.