miércoles, 13 de octubre de 2010

El coche de mi padre

Hace tiempo escribí sobre mis primeros vehículos. En aquel artículo os hablaba también acerca de la bicicleta de mi padre, la que usaba para desplazarse a atender los avisos que tenía como practicante titular del ayuntamiento y que quedó en el olvido al jubilarse anticipadamente, siendo el medio empleado después por mi hermano menor. Pero antes, mucho tiempo antes también tuvo coche, un medio de transporte que yo no conocí. Era un coche pequeño, por lo que  me contó, como una especie de Seat 600, más antiguo, y que tenía la característica de que la puerta de entrada y salida (solo era una) estaba situada, no en los laterales, sino en el frontal del vehículo, era una puerta delantera. Le llamaban el "medio huevo", por la forma que tenía.


En estos días he encontrado esta imagen donde vemos a Cary Grant, mostrando sonriente un turismo, que por su condición podía ser similar al que tuvo mi padre. Es realmente un triciclo a motor, con volante, que queda al aire al abrirse la puerta, dejando ver los asientos (para dos personas). Este modelo es de la marca BMW. No sé si era de esa fábrica el que tuvo mi padre. Si bien, seguro que un tipo de utilitario así hizo furor en una época en que se extendió la posesión de estos vehículos, debiendo fabricarse por varios empresas de entonces. Una curiosidad histórica más de los tiempos modernos.


ACTUALIZACIÓN 14-10-10: Me acaba de escribir mi hermano mayor. Me indica que el cochecito era un Isetta, un coche italiano que se fabricó en España y otros países (Alemania,  por ejemplo, donde lo fabricó BMW), que le compró mi padre en los años 50 a un veterinario de la vecina población de Hornachuelos. Su color era azul claro e hicieron varios viajes con él. Mi padre no tenía carnet de conducir, así que lo tuvo bastante tiempo guardado, hasta que mi hermano se lo llevó a Sevilla donde lo usó un par de años, hasta que lo cambió por una moto. La siguiente es una imagen del Isetta circulando por Italia.


10 comentarios:

Moral y Política dijo...

Schevix,

Llegue a conocer dos antecedentes nacionales del 600.

El primero ear el famoso biscuter, siendo yo muy niño vi a algunos de estos últimos automóviles, creo que lo fabricaban en Barcelona. no estoy muy seguro.

El segundo fue contemporáneo del 600 y sucumbió a él. Se llamaba gogomobil, así como suena, y se fabricaba en la localidad vizcaina de Munguía. En uno de ellos me llgue a montar allá por el sesenta y cuatro.

Posiblemente, entre esos dos estaría. En la web podrás ver ejemplares.

saludos,

Alfonso dijo...

Practicante. No hace tiempo que no oía esa palabra. Y me daba pánico de pequeño: Que viene el practicante. Dios, qué susto.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Curiosa solución técnica, qué raro parece.

Aprendiz de Mucho dijo...

Jo, como se nota que eras de familia de "posibles".jeje. En mi casa lo único que estrenamos muy, pero muy, muy de vez en cuando eran alpargatas.
jeje.
salut

__MARÍA__ dijo...

En Ronda había uno igualito. Uno sólo, pero que seguro se acuerdan de él todo el que tenga mi edad.
¡Buen recuerdo!

Saludos

SCHEVI dijo...

He hecho lo que me has recomendado, Miguel: buscar en la red estos modelos. El biscuter me era familiar. Mi padre también lo nombró algunas veces, justamente como parecido al medio huevo. Era un coche con una apariencia muy chula, parecida a la del jeep o del citroën mehari. Además era el nombre del compañero de Pepe Carvalho, el investigador-gastrónomo de la saga de novelas de M. Vázquez Montalbán.

El gogomobil no lo conocía y en la red he encontrado imágenes que lo alejan del de mi padre, por lo general, aunque salen triciclos como el del post.

Un saludo.

SCHEVI dijo...

Practicante, ese el título que todavía conservo de mi padre, expedido en la Universidad de Sevilla, y concedido por el rey Alfonso XIII. Ahora se llaman estos profesionales de otras maneras: ATS, DUE, etc.

Reconozco que de pequeño a mí también me daban miedo las actividades profesionales de mi padre, jajaja. Los "pinchazos" de las inyecciones no se olvidan, Alfonso.

SCHEVI dijo...

Quinto Forajido, tras la segunda guerra mundial las materias primas y los combustibles escaseaban y eso forzó a buscar soluciones económicas. También en España, debido al aislamiento del régimen franquista en los primeros tiempos.

SCHEVI dijo...

Aprendiz, en otros tiempos mi familia tenía "posibles", como tú dices. Mi padre era funcionario de la sanidad local, y eso lo situaba en la clase media. Pero, como se jubiló por invalidez, siendo yo niño (del segundo matrimonio, y con un hermano menor más), la situación económica no fue tan buena posteriormente. Cosas de la vida. Ahora bien, seguro que además de las alpargatas algún geyperman caería por reyes, jajaja.

Saludos

SCHEVI dijo...

Gracias _MARÍA_. No me extraña lo que dices. Parece que los micro-coches eran muy populares, aunque no fuesen muchos los que podían adquirirlos.

Saludos.