domingo, 20 de enero de 2008

Derechos constitucionales


Me han despertado esta mañana a cohetazo limpio y me he acordado de que hoy es San Sebastián (no Donosti, sino el santo). Eso también me ha hecho recordar un blog (http://palmantropos.blogspot.com/) donde se protesta por ciertas recuperaciones de costumbres que están de más.


También recordé las manifestaciones del arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, en aquella manifestación en defensa de la familia (cristiana) que predecían que la política laicista del gobierno conducía "la disolución de la democracia" y seguía un camino que "no respeta la Constitución del 78".


Hoy tendremos otra procesión en Palma, que hace muchos años que no padecíamos, la de San Sebastián. No les basta con cortar las calles con las procesiones de Semana Santa, Virgen de Belén, Corpus Christi, Virgen de los Dolores y otras muchas que se inventan cada domingo (u otro día de la semana), ahora otra más que me impide mi derecho constitucional a la libertad de circulación (artículo 19) y, encima la anuncian ya desde tempranas horas con fuegos artificiales que, además de asustar, impiden el ejercicio de los derechos constitucionales al medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona (art. 45) y la garantía al descanso necesario (art. 40). Sin olvidar que cada día el repicar de campanas (con fruición, los domingos) ya es, en sí mismo, un ataque a mi salud e intimidad personal, puesto que vivo cerca de la parroquia de la Asunción, el Colegio Inmaculada y la iglesia del Hospital de San Sebastián, en los aledaños de la calle Feria.


Y yo me pregunto: ¿Ahora (y en esos casos) no se acuerdan los católicos de la Constitución?. ¿Dónde queda el artículo 14 (igualdad ante la ley), el artículo 16 (libertad religiosa), el artículo 18 (inviolabilidad del domicilio) cuando afecta a mis derechos?. ¿Quién nos lleva, de verdad, a la disolución de la democracia?

3 comentarios:

molinero dijo...

No te quejes schevi, que estás bautizado y has hecho la primera comunión. Te va a excomulgar el papa Ratzinger.

SCHEVI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SCHEVI dijo...

Has dado en el clavo, molinero, eso precisamente es lo que pretendo. Ya lo intenté hace tiempo, pero no me dan de baja de esa Asociación-Estado en la que estoy contra mi voluntad (otro atentado a mis derechos constitucionales). Espero conseguirlo de esta manera. Y si no me excomulgan, al menos seré para ellos peor que una mosca conjonera.