martes, 7 de septiembre de 2010

Memoria Histórica: entre Golfines y golfos

Ayer recibí un correo de esos, sabrosos, con imágenes muy sugerentes que toman lectores y amigos del blog, que tanto me sirven de inspiración. Y hoy viene a cuento tras saberse el nuevo fracaso judicial del juez Garzón. Se trata de una fotografía de la placa que "adorna" la fachada de un palacio situado en el conjunto monumental de la bellísima ciudad extremeña de Cáceres, el Palacio de los Golfines de Arriba. Este palacio se edificó entre los siglos XIV y XV. Y la placa fotografiada es muy posterior, del siglo XX. En ella vemos la siguiente inscripción: "PALACIO GOLFINES DE ARRIBA. ESTANDO EN ESTA CASA EL EXCMO. SR. DON FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE FUE PROCLAMADO JEFE DEL ESTADO Y GENERALÍSIMO DE LOS EJÉRCITOS NACIONALES. XXIX-IX-MCMXXXVI".


Antes de su proclamación "oficial" en Burgos, en la capitanía general de esta ciudad (muy cercano edificio al hotel donde estuvimos este año y el pasado en nuestros viajes de vacaciones) el dictador estableció su cuartel general en este palacio. Y allí queda infausta memoria del hecho. 

No me resisto a hacer un comentario, jocoso. No pudo elegir mejor sitio el general golpista,  un palacio de "golfines", ideal para estos golfos que traicionaron la legalidad, sin más. Que curiosamente se llama así por el noble que mandó construirlo, García de Golfín, cuya mujer (para rematar la faena) se llamó Isabel de la Cerda (¿pura coincidencia, como dicen las películas americanas?). Parece que nada ocurriera por casualidad, ¿no?. Y que la historia pone a cada uno en su lugar.

6 comentarios:

Moral y Política dijo...

Schevi,

Cáceres es un infierno rojo comparado con Salamanca y eso, que tuvimos un alcalde socialista, actualemente subdelegado del gobierno, durante 12 años. Tenemos una placa en el antiguo palacio episcopal hoy museo de la ciudad en la que pone que Franco instaló allí su cuartel general durante la guerra. Dos aguilas de San Juan con el escudo franquista en edificios, un grupo escultórico conmemorativo de la cruzada y los mártires en la entrada de la ciudad y un medallón con la efigie de Franco en la Plaza Mayor. ¿ Hay quien dé más?

saludos,

SCHEVI dijo...

Vaya, recuerdo cuando estuvimos un amigo, mi hermano menor y su mujer, y yo en Salamanca una semana santa. Hace ya más de veinte años (todavía ese hermano no tenía hijos, y el mayor es de esa edad). Fuimos desde Plasencia, donde vivía. Recorrimos buena parte del casco histórico. A un señor mayor le preguntamos por algo y nos indicó el camino. Además nos señaló un edificio, creo recordar no muy bien conservado, donde "el caudillo estuvo instalado en la guerra". Seguro que era ese palacio episcopal al que te refieres. Esa comunidad donde vives, desde luego que no tiene ninguna aversión a los cuarenta años de dictadura de Franco. Más bien parece encantada de estar estancada desde la edad media.

Un saludo.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Franco era un gran patriota sin duda alguna sabía como nadie que el bienestar de la patria comienza por el de uno mismo jejeje

SCHEVI dijo...

Claro, Quinto Forajido: "su" patria es "su" cuartel.

Anónimo dijo...

MUY FACIL JUZGAR, Y ES QUE LA LENGUA NO TIENE HUESO!

Francisco Javier Domínguez Peso dijo...

Ahora sí es fácil hacer un juicio o expresar una opinión. Cuando mandaba ese señor y sus correligionarios no era fácil. Era posible causa de encarcelamiento, en el mejor de los casos. O de ejecución. O como pasaba en sus últimos años y los primeros después de muerto el general, que disparaban al aire y siempre daban en los órganos vitales de algún manifestante que reclamaba libertad (se decía con sorna que los que nos manifestábamos íbamos siempre volando). Ahora es fácil opinar y contar los hechos como fueron, no solo como le gustan a los que ganaron.