lunes, 7 de febrero de 2011

Jesús te ve


Cualquiera se escapa para ver una porno.....No hay manera. Ni con internet. Estamos siempre vigilados.

5 comentarios:

Octavio Junco dijo...

Para un cristiano, Jesús tiene muchos significados; uno de ellos es su propia conciencia, y en tal sentido es claro que Jesús está presente en todos sus actos.
Jesús está también en la historia de nuestra cultura y civilización.
Podemos dar por cierto que, si Jesús no hubiera venido al mundo, ni tú ni yo existiríamos, como tampoco existiría nuestro mundo.
Hasta ese extremo es cierto que Jesús de Nazaret forma parte de nuestra realidad, aunque a veces veamos formulaciones inocentes o torpes de ello.
La religión, en definitiva, es un fenómeno humano y sus formulaciones adolecen de las limitaciones del lenguaje humano, e incluso de la torpeza de nuestro entendimiento.
En la formulación del fenómeno religioso se dan, como en todo lo humano, tantos niveles como formas de entendimiento.
Ortega escribió un interesante ensayo sobre el contraste entre teología y misticismo, dos formas extremas de afrontar el tema de la Trascendencia.
Saludos.

SCHEVI dijo...

Para un no cristiano (ateo o de otras creencias), Jesús significa otras cosas. Y muchas veces las religiones se convierten en una losa que aplasta la libertad humana o un "gran hermano" que todo lo controla. La imagen es simplemente una casualidad, la coincidencia de dos letreros que mueven al humor. Pero con trasfondo.

Saludos.

asaborido dijo...

Yo soy cristiano y socialista, mal que le pese a muchos. Que Jesús te vea no es un problema. Lo malo es que te vea Rouco :-P

Octavio Junco dijo...

Sí, la religión puede convertirse en una losa, pero no sólo la religión, sino cualquier otro ideario humano.
La política también puede ser ennoblecedora y envilecedora, porque es el ser humano quien la encarna, quien la ejerce, quien la impone a sus semejantes, y los seres humanos podemos alcanzar los más altos grados de nobleza y bajeza, de altruismo y egoísmo, de bondad y perversión.
No es la religión la que ahoga el ansia de libertad, sino sus detentadores, como ocurre con los ideales sociales y políticos. ¿Qué crímenes no se han cometido en nombre de la libertad, de la defensa y tutela del pueblo, del progreso humano?
El Cristianismo trajo al mundo un mensaje de amor al prójimo, y especialmente a los más necesitados; un mensaje de paz, de igualdad, de entrega. Del Cristianismo -de su evolución- han surgido las ideologías que hoy se autoproclaman igualitarias y sociales.
Claro está que la mayoría de los humanos traicionamos los ideales o los manipulamos en beneficio propio, y el Cristianismo aparece como culpable directo de tantos crímenes que en su nombre se han perpetrado a lo largo de sus dos mil años de evolución.
Pero al Cristianismo le debemos la salvación de lo mejor de las culturas clásicas greco-romanas y del desarrollo de la cultura y civilización que llamamos occidental.
Otro día hablaremos de esto con más calma.
Saludos.

Octavio Junco dijo...

Por supuesto, amigo Saborido, es más coherente ser cristiano socialista que cristiano capitalista, al menos en el plano moral.
Lástima que los condicionamientos históricos hayan creado barreras para el primero de los supuestos y establecido puentes para el segundo.
Saludos.