jueves, 10 de febrero de 2011

Los humos de Botella

Por el título del post ésta podría ser una entrada sobre un novedoso sistema por el que los fumadores pudieran seguir consumiendo el humo del tabaco en los lugares públicos, sin molestar al resto de la concurrencia, al suministrarse envuelto en un recipiente similar al de los refrescos, licores, y otras bebidas. Pero no, todavía no ha inventado nadie una forma de embotellar los humos nicotínicos de forma satisfactoria, tanto para el adicto y como para los no fumadores. Me quiero referir a las palabras que ha pronunciado la concejala de medio ambiente del Ayuntamiento de Madrid, cuando le han preguntado sobre el aumento de la contaminación en la capital de España, que tanta polémica está levantando en esta semana.

La cosa es que la señora de Aznar ha respondido indignada, negando la mayor (como se dice ahora de forma algo pedante). No hay problema de contaminación, según ella. "En este momento que la gente sí que está deprimida por el paro... eso asfixia más". "La calidad del aire de Madrid es la mejor que hemos tenido en la historia porque hemos hecho muchas cosas", ha recalcado. Y es cierto que han hecho cosas, por ejemplo, cambiar los medidores a zonas que de antemano sabían que eran bajas en nivel de humos, para que no recogieran los niveles reales generales.  Y también es cierto que el paro es más preocupante, sobre todo para los que lo padecen, aunque su partido no explique cual es la solución que tiene e, incluso, Rajoy sea incapaz de decirlo, porque no entiende ni su propia letra (vean el vídeo, es "verdaderamente notable"). Pero el nivel de humos, que algunos comparan con una boina sobre la atmósfera de Madrid (y también otras capitales), provocado por vehículos, calefacciones, y otros restos industriales, ha alcanzado cotas altísimas. 

Lo más chocante es que la señora concejala de medio ambiente ha dicho que con esto "no hay ningún riesgo para la salud". Llegando incluso a pedir una prórroga a las autoridades de la Unión Europea para cumplir con los niveles de contaminación. ¿Que no hay un problema de salud? Ella dice que no, que es medioambiental. Como si la contaminación de nuestro medio ambiente no provocara problemas de salud, como si no nos envenenasen las sustancias contaminantes, como si solo fuese un problema meramente estético. Claro, si es que la basura nos deja hecho un asquito de lo más feo al campo, que tendría que estar reluciente de césped verde, listo para jugar al golf. Y como la señora concejala ya no se revolcará en la hierba, como una jovencita despertando a las pasiones de la vida, pues no se pondrá malita, la pobre.


La salud de la señora concejala tal vez no sea un problema, y por eso asiste con asiduidad al asador de Marbella, el Guadalmina, insumiso con la ley del tabaco, y con un dueño de derechas como ella. Insumiso también como su marido lo es respecto a las leyes que prohíben conducir si has bebido alcohol (recordad aquello de: "Yo siempre pienso, ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí?" y "Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás"). Seguro que allí disfruta de los humos que inundan el "medio ambiente", creyendo también que no hay problema de salud. Seguro que opina que es de una gran belleza este ambiente de garito tabernario, donde el aire se cortaría con un cuchillo, húmedo y lúgubre, pero lleno de alegría patriótica. El mejor aire del mundo, el mejor aire de la historia. Total, quien lo prohíbe es Zapatero. Seguro que fumar, entones, es bueno. Así que apoyemos al insumiso al que le quieren cerrar el restaurante los socialistas, que disfruta del mismo humo que cubre Madrid. ¿Otro cigarrillo, doña Ana?

2 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Lo de Rajoy fue como una escena de muchachada Nui, estaba todo más preparado que "salvame deluxe" y va el tio y se equivoca, que se veía a la chica con la sonrisa de "pero dí cualquier cosa hombre que tus medidas contra el paro me dan igual, no seas tan torpe, que yo ya tengo trabajo aquí después de este montaje". Y lo de Ana Botella pués en su linea echando balones fuera y con sus truquillos.

Un saludo.

SCHEVI dijo...

Quinto Forajido, no valen excusas como las de Rajoy. Donde no hay nada, nada se puede leer.

Ana Botella es digna amiga del fascista ese del asador Guadalmina. Tal para cual, aunque ella es más pija superguay.

Un saludo.