jueves, 24 de junio de 2010

Venden la fábrica de los cerdos de Pink Floyd

Ponen en venta la central de Battersea, ‘hermana’ de la que alberga el Tate Modern



  • La planta situada junto al Tamesis lleva un cuarto de siglo parada y es uno de los iconos del 'art deco'



  • Los propietarios de la vieja central de Battersea, uno de los iconos del "art déco" industrial de la capital británica, que lleva más de un cuarto de siglo en desuso y en estado cada vez más ruinoso, quieren sacarla al mercado. A pesar de que ha habido diferentes planes para darle una nueva utilización a ese edificio diseñado por Giles Gilbert Scott, el mismo arquitecto de la otra central junto al Támesis que alberga actualmente la galería Tate Modern, el inmueble sigue estando vacío. 


    Si nadie lo remedia este viejo monumento londinense desaparecerá para que su lugar lo ocupen viviendas, oficinas, tiendas restaurantes....Y nadie se acordará de que fue usado para una de las portadas de disco más conocidas de los años setenta: Animals, de Pink Floyd. Una imagen que costó su esfuerzo hacer, pues colocaron un globo con la forma del cerdo en la misma central, pero no consiguieron una fotografía aceptable, debido al viento. Así que tuvieron que hacer un montaje, que llegó a ser famoso y reproducido en muchos posters.

    Por cierto, también lo han olvidado los redactores de la noticia. Ya no hay música que pase a la historia, y la historia es un estorbo para algunos. Lástima de olvido, muestra evidente de la pobreza intelectual de algunos pretenciosos actuales. ¿Recuperaremos nuestra cultura musical pop y rock?

    5 comentarios:

    Aprendiz de Mucho dijo...

    Una auténtica pena. Vivimos en una sociedad de usar y tirar, al contrario de las antiguas civilizaciones, nosotros solo dejaremos en herencia grandes estercoleros e islas de plastico, ¡viva el progreso, muera la cultura!

    La sonrisa de Hiperión dijo...

    Que cosa verdad? yo la compraba...

    Saludos y un abrazo enorme.

    SCHEVI dijo...

    Aprendiz, algún día los arqueólogos del futuro rebuscarán en los restos de nuestros estercoleros y cuando encuentren alguna bolsa de plástico creerán que es un objeto del culto a algún raro dios o diosa, que se ha mantenido sorprendentemente incólume, pese a las ruinas de nuestra civilización.

    Hiperión, yo también la compraba y montaba una sala rock, una disco y un restaurante para vender a los ingleses salmorejo, tortilla de patatas y jamón mismo, con cerveza. Lástima de no ser rico, cachis!
    Un abrazo y me alegro de verte de nuevo por aquí.

    Anónimo dijo...

    Y alguien se sorprende de que cada vez, el alzheymer aparezca a edades más tempranas??? si nos borran los mejores recuerdos de un plumazo. !Hay esos cerditos volando...! y yo una simple ovejita cachissssssss. LÚI

    SCHEVI dijo...

    LÚI, alguien se empeña en quitarnos nuestra memoria, para quitarnos nuestra voluntad, para que no le estorbemos. Jovencitos gustosos de flamenquito y reaggetón, es una masa más dócil que los viejos rockeros.