sábado, 29 de octubre de 2011

Recordatorio textil oportuno

Hay un lenguaje de signos para que los fabricantes nos indiquen las propiedades de los tejidos con los que está confeccionada nuestra ropa y cómo conservarlas. Muchas veces es complicado entender las etiquetas con las que nos explican estas instrucciones de uso y conservación. Otras veces, simplemente, nos lo indican con palabras. Esto es lo que dice una de las etiquetas que tiene el pantalón del chándal: "Lávelo cuando esté sucio". Esta es la traducción de lo que dice en inglés. 

Supongo que no habrá que ser muy inteligente para hacer lo que imperativamente nos explica la etiqueta. A no ser que haya clientes que usen la prenda hasta que quede completamente sucia y luego la tiren a la basura, comprándose otro chándal. Ropa de usar y tirar, como los pañuelos de papel. Parece que existe este espécimen de consumidor, que cree esto de todos los artículos que compra. Porque, si no es así, es que los clientes de la marca son habitualmente unos verdaderos guarros, que nunca lavan las prendas, a pesar de estar sudadas, manchadas o simplemente sucias, después de usadas. O que no tengan complejos. 

Seguro que algunos usan perfumes o colonias de agresiva fragancia. Si no, no se entiende la necesidad de la etiqueta. Vivir para ver.

4 comentarios:

Euphorbia dijo...

Qué tontería de etiqueta, pero a mí lo que me molesta de las etiquetas téxtiles desde hace tiempo es que todas llevan el "made in China", ahora también el "made in P.R.C." que queda más disimulado.
Ahora China nos quiere rescatar y nosotros venderemos el alma al diablo allanándoles más el camino si cabe quitando los pocos aranceles que todavía gravan algunos productos chinos. De eso no se habla pero ¿cómo va a ir bien un continente que no exporta y sólo importa?

asaborido dijo...

Como no sea porque hay gente que lava las cosas sin necisartarla y ahorrar agua...

SCHEVI dijo...

Pues solo nos puede ir mal, Euphorbia. Tal como nos está pasando. Nos hemos cargado el sistema productivo porque la economía financiera nos prometían que era más eficiente y beneficiosa.

SCHEVI dijo...

Puede ser otra interpretación, Alfonso. Lo mismo se desgasta el tejido de tanto lavarlo, porque no es muy fuerte, y prefieren que se lave solo cuando está sucia, pero sucia de guarrería suprema. Y así dura más la prenda.