domingo, 22 de agosto de 2010

Sin faldas y a lo loco

¿Y por qué no?. ¿Acaso no tienen derecho a tomarse un café o un refresco?. ¡Qué alegría, hermanas!

2 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

Aunque esto mío sea responder en serio a tu artículo de humor, te diré que a mí nunca se me ocurrirá llamar hermanas, madres y padres a estos solteros tan peculiares que en teoría no tienen hijos ni —a veces— familiares NATURALES.

Las sotanas y los hábitos en España son los culpables de muchas cosas malísimas que algún día podremos comentar sin miedo y sin mordazas.

SCHEVI dijo...

Estoy de acuerdo con el último párrafo que escribes, Jesús. Claro que llamándoles como ellas quieren, visto el tenor de la imagen, se acentúa lo cómico. JA,JA,JA,JA.

Por cierto, contesto hoy porque acabo de volver del viaje de vacaciones. Ya comentaremos el artículo del que me enviaste el enlace. Un saludo.