domingo, 1 de agosto de 2010

Tamaños sorprendentes

Oiga, caballero, ¿me puede decir donde está la plaza de....?. ¡Rayos!. ¡Pero si estoy hablando con un click de Playmobil! ¿Qué ha pasado?. ¿Estoy en una juguetería de una tierra de gigantes?. ¿Es que, quizás, sea yo el que he menguado hasta convertirme en una suerte de liliputiense, como el de aquella película de terror de serie B?. Menudo susto ver semejante muñeco a la puerta de este edificio. Si no hubiese sido porque otras personas son de mi mismo tamaño, pensaría en que vivo en un mundo de pesadilla. O que ha ocurrido, por ejemplo una hecatombe nuclear, y que me ha afectado la radiación, produciéndome mutaciones. Pero no, estoy en una maravillosa tienda de juguetes que hay en el centro de Ronda, repleta de juegos de todas las épocas. Y el caballero no tiene ademán agresivo, sino tierna sonrisa, que invita a entrar en la juguetería. Ya puedo yo también sonreír con tranquilidad, con una lección bien aprendida: el tamaño, a veces, si importa.

5 comentarios:

Alfonso dijo...

Mira que he estado veces en Ronda , y nunca he ido a esa tienda de la que ya me han hablado, tengo ganas de curiosearla y comprarme aunque sea, un trompo :)

__MARÍA__ dijo...

¡Anda, mira qué bien! Has estado en mi pueblo.
Sí, es una tienda muy chula, yo siempre que voy y puedo, me llego y algo me traigo.
Se ve en tu cara que estabas a gusto, mucho mejor que el muñeco ese tan horroroso.

Saludos

SCHEVI dijo...

Alfonso, se llama El Pensamiento (http://www.elpensamiento.com), está en la calle Espinel, y es una maravilla. Tiene la fachada en madera y azulejo.

_MARÍA_, no sabia que eras de Ronda. Nosotros nos llevamos unas gafas para disfrazarnos, aunque nos quedamos con las ganas de comprar alguna cosilla. Me encantó un piano de juguete, muy parecido al que tuvimos en mi casa cuando era muy pequeño. Y otras cosas más. De ahí mi cara: fue como un viaje emocionante al pasado más feliz. Si volvemos, me llevaré algo más, como haces tú.
Saludos.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Parece la película cariño he encogido a los niños jejeje

Un saludo.

SCHEVI dijo...

Sí, sí, Quinto Forajido, hay más de una película que nos puede recordar una imagen así, jajaja. Parecer un personaje sorprendentemente disminuido, o lo contrario (gigante entre normales) da mucho juego en la literatura y el cine.

Un saludo.