martes, 19 de octubre de 2010

Día contra el cáncer de mama

Hoy, al llegar al ayuntamiento, me he parado junto a una mesa de la junta local de la  Asociación contra el cáncer, que estaban informando sobre esta enfermedad, por el Día contra el cáncer de mama. Mientras me colocaba un lazo rosa en la solapa de la chaqueta, el voluntario le decía a otro ciudadano que se acercara y "que hoy no te voy a pedir dinero". Me contó que muchas veces le ha pasado que la gente le rehuía porque pensaban que le iban a pedir un donativo. Hoy se trataba de dar, no de pedir. De dar información, que es también muy importante.

El año pasado conté mi experiencia personal sobre el cáncer, así que hoy no voy a repetirla. Quien quiera conocerla, que pase a leerla. Solo voy a insistir en la necesidad de información. Que las mujeres se informen de que esta enfermedad tiene cura y, además se puede prevenir. Que vayan a hacerse sus revisiones anuales. La medicina ofrece ya muchas soluciones y una esperanza de una vida mejor. Merece la pena. Aquí, en el blog, para que nadie se olvide de  luchar contra el cáncer, vuelvo a poner mi lazo. Para que cuando vean una mesa con voluntarios no se alejen y recojan su información. El lazo que una a todos y todas para sumar esfuerzo y esperanza por la salud.


4 comentarios:

CreatiBea dijo...

y una aportación económica para esta causa tampoco viene mal.
Un abrazo.

SCHEVI dijo...

Por supuesto que no, CreatiBea. Toda ayuda es poca, claro.

Un abrazo.

Alfonso dijo...

Yo que te voy a contar, también he pasado por una experiencia muy dura. Hay que informar. Es la única solución. También lo explico en mi blog.

SCHEVI dijo...

Naturalmente, Alfonso. Cuando se ha tenido cerca al "bicho" es cuando se entiende con toda su crudeza esta realidad. Y entonces te das cuenta de que podía haberse atajado a tiempo, de haberse sabido o hecho caso de las informaciones. Por eso es tan necesario insistir en informar, como haces tú, como hago yo, como hacen tantos. Un abrazo.