viernes, 12 de octubre de 2012

Las fotos del viernes: Rajoy en el "coñazo" de su primer desfile


Teníamos interés en conocer cómo lo iba a pasar Rajoy en ese "plan apasionante", "el coñazo del desfile"  del Día de la Fiesta Nacional. Su primer desfile militar como presidente del gobierno. Según nos cuentan ha sido algo aburrido, austero, sin sorpresas. Seguro que Mariano lo ha disfrutado, pues el "plan" ha sido cortito, como el dinero que disponían para organizarlo. Aunque el año próximo, en los Presupuestos Generales del Estado, la aportación de las arcas públicas suba, no como otros conceptos "menos patrióticos" como la atención a la dependencia, la educación, la sanidad y demás gastos que nos han hecho "vivir por encima de nuestras posibilidades". Paradójicamente las retribuciones de los militares, como las de los demás funcionarios públicos, han bajado y encima tienen que realizar labores que se contrataban con empresas, como la limpieza de los cuarteles. Pero los gastos militares suben, gracias al armamento. Nada sorprendente, ya que el Ministro de Defensa, Pedro Morenés,  procede de ese "necesario sector productivo" que nunca sufre recortes en sus contratos: las empresas de armamento. Pero, bueno, pintan bastos por aquí, incluso en la milicia hispana, y creo que hasta la cabra de la legión ha salido con el uniforme del año pasado, para ahorrar.


Lo que no hemos tenido este año son los habituales pitidos al presidente del gobierno. En años anteriores, cuando Zapatero ocupaba este cargo, un ingrediente necesario de la salsa que adobaba el desfile militar del 12 de Octubre era la correspondiente pitada del público asistente, formado fundamentalmente por familiares de militares (de varias generaciones), falangistas jubilados o en activo, y militantes del PP y de ideologías afines dispuestos a aguarle la fiesta a los "rojos" que ocupaban el poder. Este año, claro, no ha habido pitidos. Seguro que esos pensionistas fascistas están encantados con que le rebajen las pensiones, como tiene previsto hacer el gobierno aplicando un fraudulento IPC, y que los "patriotas" están de acuerdo con los recortes del estado del bienestar, aunque les obliguen a pagar más impuestos. No me extraña que los millones de votantes del PP (¡ah, pero ¿alguien votó al PP?) están disfrutando con el grado de cumplimiento de su programa electoral. Porque, repito, este año no ha habido protestas. Y los perroflautas, anarquistas, okupas y rojos de extrema izquierda no van a los desfiles. ¿Donde estaban entonces los que otros años pitaban, hasta quedarse sin aire en los pulmones?


¿Tal vez se desviaron los autobuses en otra dirección? ¿Hacia Barcelona? ¿Con Sostres, AngladaRiveraSánchez-Camacho, y otros líderes del PP y la extrema derecha de Cataluña y otros puntos de España, "españolizando" aquellas "irredentas tierras"? Y eso que hasta el rey ha reñido a Rajoy y a Wert por usar ese verbo contra los catalanes.


Puede que sea eso. Los "silbantes" de otros años se quedaron sin aire y se escondieron (avergonzados de lo votado) o lo guardaron para gritar en la capital condal. Perro no come perro, claro. Rajoy está contento. El "plan apasionante" pasó rápido y los gritos se fueron lejos. Un susto menos,  Mariano.

2 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Y este año ha tenido que aguantar coñazo y broncazo, menos mal que tiene memoria de pez y los disgustos se le pasan pronto.

SCHEVI dijo...

Por eso lo diseñó corto y austero, para que pasara pronto el mal trago.