viernes, 20 de marzo de 2009

El Papa, el aborto, el SIDA... más sarcasmo

Ayer titulaba el post sobre el Día del Padre, San José, o el sarcasmo de la Iglesia, Hoy comento otro caso de sarcasmo, las declaraciones del Papa sobre el SIDA en África, de hace unos días y que tanto han dado que hablar:

El Papa afirma en África que el preservativo no soluciona el sida

Gira de Benedicto XVI por el último vivero del catolicismo

MIGUEL MORA - Roma - 18/03/2009

A bordo del avión, Ratzinger dijo que el sida "no se puede resolver con eslóganes publicitarios ni con la distribución de preservativos", y que éstos, "al contrario, sólo aumentan los problemas". "La única vía eficaz para luchar contra la epidemia es la humanización de la sexualidad", añadió, "una renovación espiritual", destinada "a sufrir con los sufrientes". Es decir, abstinencia y oración.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 22,5 millones de africanos están infectados de SIDA. Este es un problema epidémico en este continente desde hace años. Organismos internacionales y ONGs están trabajando sobre el terreno para paliar los efectos de esta enfermedad, antes considerada enfermedad de toxicómanos, negros y homosexuales (visión superada para la mayoría, al no enfocarse el tema con prejuicios moralistas o racistas, y al conocerse sus formas de transmisión), y para frenar su expansión. El preservativo se ha demostrado como una eficaz medida contra la propagación y el contagio de la enfermedad ("El preservativo masculino de látex es la tecnología individual disponible más eficaz para reducir la transmisión sexual del VIH y otras infecciones de transmisión sexual", dice la ONU.), aunque los prejuicios para usarlo y la ignorancia nos cueste ese siniestro número de infectados que se padecen en el continente vecino. A lo que debemos añadir la nefasta influencia de la Iglesia católica, boicoteando su uso, y, por tanto, ayudando a la extensión de la enfermedad.

En estos días también la Iglesia, en este caso la Conferencia Episcopal Española, ha presentado una campaña contra la intención del gobierno de Zapatero de reformar la regulación del aborto. Nadie duda del derecho a hacer pública su postura ante el tema, aunque sea de sobra conocida (y se le olvidara recordárnosla durante los ocho años del gobierno del PP, a pesar de mantener Aznar la legislación sobre los supuestos legales de aborto) y el contenido de la campaña (la comparación del lince con el niño ya bastante crecidito, no un feto o embrión) sea engañoso a todas luces. Pero si tenemos en cuenta lo que dijo Karen Day, coordinadora farmacéutica de la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de Médicos Sin Fronteras, en una entrevista el año pasado sobre el coste de los tratamientos a los enfermos de SIDA, sólo con el coste de esta campaña (unos 250.000 €, la más cara hecha por la Iglesia en España, gracias al incremento de ingresos del IRPF, conseguido con la reforma de Zapatero ) más de 3.900 pacientes de SIDA se podrían tratar adecuadamente en África, mejorando su nivel de vida y salvándoles de una muerte segura. En lugar de propagar insidias, basadas en argumentos bíblicos (míticos), en lugar de científicos, que están contribuyendo a agravar el problema.

Por eso me parecen esas palabras del Papa una “burla sangrienta, ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo”, un sarcasmo más de la jerarquía católica, contra esos millones de seres humanos, merecedores de respeto. ¡Más medicinas, y menos charlatanería!

6 comentarios:

DianNa_ dijo...

Cuando oí las declaraciones, casi me caigo de culo!! pero cómo pueden ser tan cabrones? Claro, ellos siempre buscan a los desheredados para lavarles el cerebro a base de cuatro oraciones y la promesa de una vida eterna en el "más allá" que agradecen, comulgando con ruedas de molino, ya que la vida que tienen "más acá" es inhumana.

Yo creo que los curas, van a comisión por muerto , qué asquito me dan.

Besitos

SCHEVI dijo...

Ya lo pintó Goya: "el sueño de la razón produce monstruos". La ignorancia y la superstición causan más muertes que los accidentes de tráfico.
Besos y buen fin de semana.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"¡Más medicinas, y menos charlatanería!"


No sabes lo de acuerdo que estoy contigo.... UQe vergüenza de cuervo blanco!
Saludos y buen fin de semana!

SCHEVI dijo...

Así debe ser. Buen fin de semana Hiperión.

Anónimo dijo...

¡¡¡No a la violencia de género;
No tampoco a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
MATAR NO ES UN DERECHO:
Lo que es descabellado es que una IDEOLOGÍA NECRÓFILA esté ocupando el Parlamento y Gobierno (y parace que también el Judicial), y nos esté llevando decidida y abiertamente a apostar por la MUERTE y el asesinato de los humanos más indefensos de todos, los que están en las barriguitas de sus madres.
Es deprimente saber que tengo compatriotas tan cobardes como para justificar la alevosía que conlleva el ASESINATO de menores.
Igual que la ley de la gravedad no se puede cambiar por mayorías parlamentarias, donde hay un ser humano es imposible negar su existencia por igual mayoría parlamentaria. Cuando los parlamentarios que defienden este GENOCIDIO SILENCIOSO estén cerca de la muerte, habrán de saber que sobre sus espaldas pesan miles de VIDAS SESGADAS por la avaricia y codicia socialista. Millones de mujeres que han matado, se han arrepentido amarga y desconsoladamente cuando más tarde han sido conscientes del CRÍMEN al que el MOVIMIENTO NECRÓFILO le ha achuchado a cometer.
El ABORTO es la
DESPENALIZACIÓN,
LEGALIZACIÓN,
AMPARO JURÍDICO
DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA.
El PARTIDO NECRÓFILO en el Gobierno nos quiere vender la moto de que MATAR es un derecho. Un derecho de la mujer. MATAR no es un derecho, sea cual sea la edad de la VÍCTIMA.
Es lamentable que sea considerado una “conquista social” el hecho de despenalizar el ASESINATO por cuestión de la edad de la víctima. ¿La próxima “conquista social” cual será, despenalizar el asesinato de los mayores de 60 porque no son 100% productivos?.
Esto es PROGRESAR, con todas sus letras.
Esto es lo que nos prometían con su IMPLEMENTACIÓN DEL SOCIALISMO.
Este es el preámbulo de la decadencia y de la Camboya socialista:
MATAR, MATAR, MATAR, MATAR, MATAR (y la tentativa de ASESINATO SILENCIOSO MASIVO es tan burda que ni la contínua PERVERSIÓN DEL LENGUAJE de la que la RELIGIÓN NECRÓFILA hace gala puede esconder esta vez sus crueles e intrínsecas intenciones).
Y es que es necesario alzar la voz por aquellos que por circunstancias de la vida, aún no pueden dejarse oir, y que tal vez nunca les dejen ver la luz del sol, pese a que ya han nacido a la vida.

Incluso a la PROFETA DE LA MUERTE (y vergüenza de su madre), la señora ministra Bibiana Aído, le deseo lo mejor, y me partiría la cara porque a ella nunca la hubiesen podido MATAR mientras estaba estaba ya viva en la barriguita de su madre. Igual que ella, todos los que vienen por detrás también tienen el DERECHO A VIVIR!!!!
No hace falta ser católico para respetar la ciencia y defender la vida. Basta con conocer el dato de que el concebido ya está vivo. No dejes que te confundan con artimañas como que esa criatura es inviable: si a ti o a mi nos sacan de nuestro espacio natural, y nos sumergen en el agua o bajo tierra, también nos convertimos en inviables para la vida.
Síntoma de la confusión a la que nos inducen es que con nuestro propio dinero robado en forma de impuestos, nos lo devuelvan en forma de migajas y condicionado a RENOVAR EL COCHE, O EL FRIGORÍFICO, y cosas así, y en cambio la única "ayuda" que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro, convertir su seno en CAMPOS DE CONCENTRACIÓN LEGALIZADOS. Un poquito de por favor...
El caso es MATAR, a cualquier precio, INSULTANDO, DENIGRANDO, y ATACANDO al que defiende la vida. Seguir con la MUERTE hacia adelante, con CONTUMACIA, a cualquier precio.
Una vez más, se pone en evidencia la máxima antihumanista:
¡¡¡SOCIALISMO O MUERTE, VALGA LA REDUNDANCIA!!!

SCHEVI dijo...

Independientemente del tono insultante del comentario, no quiero dejar de publicarlo. Eso sí, también contestar, aunque sea esquemáticamente a los infundios que el comunicante anónimo (reitero que no me gustan los que ocultan su identidad, y luego llaman a otros cobarde, como se hace en el comentario). Procedo:

“MATAR NO ES UN DERECHO”: Cierto, matar no es un derecho, pero toda legislación (incluso la canónica) despenaliza (no castiga) ciertos supuestos de muerte (incluso la justifica, como hace la iglesia católica con la pena de muerte; véase la acción durante siglos de la Inquisición, por ejemplo, aquí sí que hay redundancia entre religión y muerte), porque hay un conflicto de intereses por el que es preferible éste a otro resultado dañoso.

Respetar la ciencia y defender la vida han sido durante siglos virtudes contradictorias con ser católico. Es más, muchos científicos han sido condenados por no justificar los mitos defendidos por la Iglesia, incluso con la pena de muerte, por lo que no se puede erigir la iglesia en la única defensora del derecho a la vida (¡menudo sarcasmo!). Precisamente con la intervención del Papa en África se está condenando a muerte a millones de seres humanos nacidos y por nacer (al haber contraído el SIDA, por no usar medios eficaces, como el preservativo, considerado pecado)

“IDEOLOGÍA NECRÓFILA”: Falso, el socialismo no es una ideología necrófila (amante de la muerte) sino de igualdad entre todos los seres humanos. No me extraña que se hable de indefensión en el feto. Es un argumento reiterativo entre los (falsos) “pro-vida”, pero ¿Lo de los más indefensos supone la aceptación de la muerte para “los que pueden defenderse”?. Ummm, este argumento apesta .

“GENOCIDIO SILENCIOSO” Falso, genocidio es la muerte masiva de miembros de un grupo étnico, una población.

No hay edad sin nacimiento, no se puede de hablar de fetos con determinada edad, salvo de forma figurada (duración, la edad de la Tierra, por ejemplo).

No son “artimañas”, el Ordenamiento jurídico debe poner un límite a partir del que se puede considerar a alguien sujeto de derechos y obligaciones, y este límite se encuentra en España desde, al menos, 1889, en nuestro código civil, que reconoce la personalidad al nacido o al concebido siempre que haya nacido en las condiciones siguientes: Para los efectos civiles, sólo se reputará nacido el feto que tuviere figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno. (artículos 29 y 30).
“Dinero robado en forma de impuestos”, Falso, el dinero de los impuestos no es robado (es robado el dinero que se quita por la fuerza o en otras circunstancias, de forma antijurídica).

“La única "ayuda" que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro”. Falso, existen un gran número de prestaciones sociales (por no entrar en otros gastos de las administraciones públicas, sufragados con el dinero de nuestros impuestos). Entre las últimas aprobadas por el gobierno socialista en relación a la maternidad:

.Las madres trabajadoras con hijos menores de 3 años podrán recibir en su cuenta corriente, la paga de 100 euros mensuales por cada hijo, es un cobro anticipado si no lo solicitan tendrían una deducción en el IRPF de 1200 euros anuales

.Deducción por maternidad. Pago de 2500 € por nacimiento o adopción de hijos, así como del abono de la deducción por maternidad”.

“El caso es MATAR, a cualquier precio”. Falso, a nadie se obliga a abortar. Esta es una de las mentiras con que atacan los antiabortistas. La reforma de la legislación sobre el aborto (ya existe una legislación que permite abortar en tres supuestos; esto no es nada nuevo) lo que pretende es que nadie tenga que ir a la cárcel dándose esos supuestos y otros en las primeras semanas de gestación. Lo que se pretende es evitar la persecución injusta que están sufriendo las mujeres que deciden interrumpir su embarazo porque hay quienes se erigen en únicos defensores del derecho a la vida, coaccionando, presentando denuncias falsas o utilizando mentiras como la de la campaña de la Conferencia Episcopal. Y reitero, costando lo que cuesta un tratamiento anual contra el SIDA (87 dólares), es una inmoralidad, gastarse ese dinero en una campaña mentirosa (y mentir es pecado) en lugar de pagar ese tratamiento a 3000 infectados por la enfermedad. Así que, ¡menos lecciones de moralidad, señores obispos!